Modelo contrato empleado hogar

Modelo de contrato para empleada de hogar

17
Modelo de contrato para empleada de hogar
5 (100%) 1 vote[s]

La empleada de hogar en España es una denominación que surgió para enmarcar a los trabajadores domésticos de este país. Siendo una labor realizada mayormente por la población femenina. Particularmente originaria del medio rural donde en los últimos años se han ido incorporando mujeres inmigrantes de distintas partes del mundo. Derivando funciones como las amas de llaves, personal de servicio o limpieza, cocina, así como de chófer y jardinero entre otros.

Si estás en España y necesitas contratar una empleada de hogar te presentamos todos aquellos aspectos que debes ofrecer a estas trabajadoras, según la ley. Pero, si eres mujer y estás en la necesidad de buscar empleo bajo este tipo de figura, te explicaremos los tipos de trabajo y modelos de contratos que puedes optar para incorporarte a este mercado laboral. Un mercado laboral dominado el 90 % por mujeres. Presentando una disminución considerable en las estadísticas de la Seguridad Social por la crisis económica que vive la nación donde las mujeres inmigrantes se han visto forzadas a regresar a su país natal o fijar horizontes en otros países.

Contrato de empleada de hogar

Empleada de Hogar España

El servicio doméstico es una labor de gran demanda. Últimamente se ha prestado el servicio de forma clandestina u oculta ante las leyes que lo regulan contratos y afiliaciones de la Seguridad Social. España, a través de su legislación, ha tratado de frenar la irregularidad creando lo que se conoce como los contratos de empleada de hogar. Para ello, el Régimen General de la Seguridad Social incluyó a los trabajadores del servicio doméstico en el Sistema Especial para Empleados de Hogar. Donde el empleador debe ser una persona física. Es decir, no ser contratados por empresas para ejercer funciones de empleada de hogar.

Importancia de la elaboración del contrato

Cualquier trabajo que se realice debe estar enmarcado dentro de los parámetros legales que establezca una nación. De no ser así, representa una enorme desventaja para el trabajador y causa problemas al contratista. La relación laboral debe estar normada a través de la elaboración de un contrato por escrito entre el contratista y la empleada de hogar. De esta forma se garantiza tanto los deberes como las obligaciones de ambas partes, teniendo claridad cuando ocurre la extinción o suspensión del mismo.

Estos contratos escritos siempre deben ser realizados por el empleador o contratista, considerada una responsabilidad absoluta de ellos. Claro está, que existen algunas consideraciones para no elaborar contratos firmados a una empleada de hogar. Presentando como ejemplo, aquellos servicios eventuales que duren menos de cuatro semanas seguidas. Este caso es muy común cuando se contrata a una persona para limpiar a profundidad una casa por un fin de semana, una vez al mes.

La importancia radica en que elaborando un contrato, ambas partes tienen un sustento de como reclamar sus derechos ante un posible desacuerdo con el servicio prestado/recibido. Si el contratante no elabora el mismo, da a entender ante posibles demandas, que la relación de trabajo entre la empleada de hogar y el contratista era por tiempo indefinido y jornada laboral a tiempo completo.

Modelos de contratos de trabajo para empleada del hogar

Modelo Contrato Indefinido

Como hemos explicados en párrafos anteriores, la elaboración de un contrato firmado es imprescindible ya que demuestra la vinculación entre el contratista y el empleado. En una relación laboral por tiempo determinado, siempre que el mismo sea por un período de tiempo mayor a cuatro semanas. Para poder visualizar los modelos de contrato de una empleada de hogar, enmarcados a la Administración Pública Española debes seguir los requisitos del Régimen Especial para Empleadas del Hogar. Puedes hacerlo mediante este enlace. Bajo este contexto, el contrato se puede dividir, según su duración en los siguientes modelos:

Contrato de duración determinada o temporal

Es cuando se contrata para la elaboración del servicio por un tiempo específico y establecido en el contrato. Es decir, presenta una fecha de vencimiento no modificable, salvo que se elabore un nuevo contrato.

Modelo de contrato de trabajo por tiempo indefinido

Es cuando se establece una relación laboral entre el empleado y el empleador sin una fecha de vencimiento o límites de duración del servicio. Este tipo de contrato finaliza cuando una de las dos partes expresa que no desea continuar con el servicio. Respetando los derechos, legalidad y condiciones establecidas para llevarlo a cabo.

Contrato por obra o servicio

Es un contrato realizado para la elaboración del servicio por un tiempo determinado y para un trabajo muy específico.

Modelo de contrato interinidad

Es un tipo de contrato que se realiza cuando la empleada de hogar se encuentra de reposo o de permiso por un tiempo. Entonces se elabora el contrato de interinidad para contar con la suplencia de una nueva empleada por un tiempo determinado.

Contrato de trabajadoras extranjeras

Al contratar una empleada de hogar extranjera en España, se debe realizar el contrato que más se ajuste a sus necesidades, señalados anteriormente. Adicional a ello, se debe contar con la documentación legal  para conocer su situación regular en el país. Documentos como la Tarjeta de Identificación de Extranjera (TIE).

Este último modelo presenta varias aristas. Si la persona es miembro de la Comunidad Económica Europea o su TIE aparece la condición de Familiar Nacional Comunitario podrá trabajar sin ningún tipo de inconveniente en el país. Caso contrario, si la condición de la empleada extranjera es catalogada como ciudadana extracomunitaria tan solo podrá trabajar mediante la solicitud de una autorización temporal de residencia y trabajo de largo plazo.

Todos estos modelos de contrato están acondicionados para que una persona natural contrate a una empleada del hogar. Por esta razón, bajo ningún concepto, los contratos de trabajos estarán enmarcados dentro de los siguientes supuestos:

  1. Las relaciones bajo la figura de personas jurídicas, sea civil o mercantil.
  2. A través de empresas de trabajo temporal.
  3. Relaciones de contratos por instituciones públicas o por entidades privadas.
  4. Las relaciones de los cuidadores no profesionales consistentes en la atención prestada a personas en situación de dependencia en su domicilio.
  5. Cuando se establece una prestación de servicio entre familiares, pero que no tenga la condición de asalariado.
  6. Los trabajos realizados a título de amistad, ad honorem o buena voluntad.

Finalmente, es importante que todos estos trámites se realicen cuidadosamente para evitar inconvenientes y pérdidas de tiempo. Confusiones entre ambas partes que perjudiquen la relación laboral. De igual forma, se recomienda hacer un contrato parcial como especie de periodo de prueba. Si la empleada resulta productiva y beneficiosa, se puede extender el tiempo. Realizando un convenio entre las partes para establecer una nueva relación por tiempo determinado.



Soy licenciado en Derecho desde el año 2005. Desde entonces he desarrollado mi actividad profesional en el despacho de Loustau Abogados. Especializado en responsabilidad civil, con gran experiencia en ámbito de los daños materiales y personales en accidentes de tráfico tanto desde la perspectiva de la entidad aseguradora como desde la de los perjudicados, así como en Derecho de familia, arrendamientos y Mediación Civil y Familiar.
 En materia contencioso-administrativo, con experiencia en la defensa de las administraciones públicas así como en la de los intereses particulares. En la jurisdicción penal, especializado en la defensa de delitos de la más variada índole, desde los delitos contra las personas hasta los relacionados con el patrimonio y los económicos.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

error: El Contenido esta protegido !!