recurrir una multa zona azul teniendo el ticket

Cómo recurrir una multa zona azul teniendo el ticket

32

La zona azul está custodiada y organizada por los ayuntamientos. Estos espacios públicos disponen de aparcamientos para autos con horarios y días definidos. Además, se debe contar con un ticket y el pago de un importe para estacionar el vehículo. En caso de incumplir con estas normas, reciben una multa. Sin embargo, este tipo de sanciones, por lo general, cuentan con una serie de errores que pueden servir a favor del ciudadano para evitar pagar el impuesto.

Este espacio para aparcar tiene líneas azules, de donde surge su nombre. En Madrid, por ejemplo, están los espacios de zona verde en donde estacionan los nativos de la ciudad y la zona azul donde lo hacen los extranjeros. Claro, a un coste mayor y menos tiempo. En todo caso, si se tiene a mano toda la evidencia de que no se cometió infracción, se cuenta con el ticket y estuve dentro de los horarios permitidos, puede recurrir a un proceso para evadir el pago de la sanción.

Pasos para recurrir a una multa en zona azul teniendo el ticket

La zona azul es un estacionamiento que tiene regulaciones propias. Funciona en días determinados con horas específicas. Los días y horas pueden cambiar dependiendo de la ciudad donde te encuentres. Es por ello tener en cuenta este dato para anular la multa. Las sanciones que se imponen en estos casos corresponden a:

  • No tener el ticket.
  • Pasarte de la hora pagada.
  • Colocar el ticket en el lugar incorrecto.

Como ya conocemos cuáles son las razones para sancionar, supongamos que multa a un ciudadano por no tener el ticket, pero este sí lo tiene. Lo primero que debes tener en cuenta es que, las notificaciones del ayuntamiento pueden tardar. Por eso te recomendamos que guardes el ticket por meses para tener pruebas contundentes. En él están todos los datos de interés: lugar, hora y el número de la matrícula de vehículo.

Paso uno: Casos en los que se puede recurrir

El comprobante que dejan los agentes en el vehículo es solo una notificación sin legalidad. Se debe iniciar el trámite cuando se recibe una notificación emitida por la administración que llega directamente a casa. En esos casos, se puede apelar a la multa cuando:

  • No llega la notificación de la Administración: Se solicita la nulidad del procedimiento por no recibir la notificación correspondiente. La norma establece que el ciudadano debe estar informado sobre la sanción que le corresponde.
  • No ha veracidad: Las pruebas aportadas no demuestran la veracidad de los hechos, por ello, se debe solicitar pruebas reales que comprueben la infracción. En caso de no existir, se anula el caso.
  • Errores en el procedimiento: En este se puede indicar cualquier error: La zona azul no fue aprobada por el ayuntamiento, ausencia de datos personales en la notificación, errores en las características del vehículo, en la hora o el día de la infracción, falta de señales, documentación incompleta, recibir la notificación tres meses después del hecho.

Para obtener este u otros errores es importante hacer un análisis detallado del documento recibido.

Paso dos: Presenta el recurso

Después de tener el error que te permite recurrir a la multa se debe redactar un escrito con las alegaciones correspondientes. En caso de que no sepas cómo hacer el documento, aquí tenemos un modelo para rellenar en formato word.

El interesado puede descargar el modelo y rellenarlo. Asimismo, también puede modificar el texto si le conviene. El mismo se debe enviar a la dirección postal que indica la notificación del ayuntamiento. Es necesario tener una fotocopia del documento. A esta carta se le debe agregar una fotocopia del ticket y todas las pruebas que consideres pertinente. Es importante que realices el proceso en los primero 20 días tras recibir la notificación.



Soy licenciado en Derecho desde el año 2005. Desde entonces he desarrollado mi actividad profesional en el despacho de Loustau Abogados. Especializado en la defensa de las administraciones públicas así como en la de los intereses particulares. En la jurisdicción penal, especializado en la defensa de delitos de la más variada índole, desde los delitos contra las personas hasta los relacionados con el patrimonio y los económicos.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

error: El Contenido esta protegido !!