Cómo hacer una solicitud orden de alejamiento

9

El número de víctimas de acoso  y de violencia doméstica o cualquier tipo de violencia suben cada día más. Cada vez son más mujeres quienes están expuestas a ciertas situaciones que ponen en peligro sus vidas. Ante este tipo de escenarios, es necesario recurrir a las vías legales para recibir protección. Para ello, España dispone de distintos mecanismos. Uno de ellos es la orden de alejamiento. El problema, en la mayoría de los casos es que, el miedo y el desconocimiento de los procedimientos no impulsan a las víctimas a dar el paso.

Tanto hombres como mujeres están expuestos a episodios de violencia día con día. Sobre todo, cuando se vive con el agresor se cuenta con mayores riesgos. Lo importante en estos casos en imponer una denuncia. Mientras más pronto se realice el trámite, más fácil será salir de ese ciclo. Aquí te mostramos paso a paso cómo poner una solicitud de orden de alejamiento.

¿Cómo pedir una orden de alejamiento?

En este texto agregaremos un paso a paso sobre cómo poner una orden de alejamiento. El proceso no es complicado. Sin embargo, antes de iniciar, te sugerimos que borres las búsquedas en el historial de Google. Si sientes que podrías percibir un acoso por Internet o, tu agresor revisa tus búsquedas en la red, la recomendación es eliminarlas o hacerlas desde el ordenador de un amigo.

Si estás en peligro y necesitas ayuda urgente llama al 911.

Paso uno: ¿En qué caso se puede pedir una orden de alejamiento?

Lo primero que se debe tener en cuenta son las condiciones para solicitarla. Las órdenes de alejamiento son válidas cuando una persona ha sufrido algún tipo de violencia que ponga en riesgo su vida o la de su familia. Entre estas pueden estar:

  • Violencia sexual.
  • Violencia física.
  • Acoso.
  • Amenazas.
  • Agresión psicológica.

Esta es solo una pequeña listas de los tipos de violencias más comunes. Sin embargo, cualquier indicio que exponga tu vida en peligro, puedes pedir una orden de alejamiento.

Paso dos: Reúne pruebas

Después de identificar que realmente puedes pedir una orden de alejamiento, debes reunir pruebas. Solo si te da tiempo, si sientes que estás en peligro extremo, salta este paso. En caso contrario, puedes grabar. Si recibiste golpes, puedes tomarte fotos de las heridas o lesiones causadas. Una de las formas más sencillas, en este último caso, de reunir pruebas -además de las fotos- es ir a un médico para que evalúe las lesiones. Este puede emitir un expediente y calificar el daño causado.

Así como emitir un resultado de medicinas a comprar para el dolor o disminuir la hinchazón. En estos casos también es válido redactar un texto con los hechos acontecidos y la solicitud de una orden de alejamiento. Cuando no sepas cómo hacerlo, puedes rellenar este modelo solicitando una orden de protección.

Paso tres: Haz la denuncia

Con todas las pruebas recaudadas debes ir ante la policía, la Fiscalía o los tribunales. Allí te atenderá el personal que te permitirá atravesar por una serie de pasos internos. Mantente muy seguro de la decisión y no permitas que el miedo te impida continuar.

Se debe tomar en cuenta que la orden de alejamiento es decisión absoluta de un juez. Es muy probable que te preguntes cuánto dura. Sin embargo, la duración de la misma dependerá del tipo de decisión tomada. Por ejemplo, si el juez orden una medida cautelar termina cuando se celebre el juicio. Este tipo de dictámenes se conoce como una orden de alejamiento temporal. Pero, si impone una sentencia terminará en el lapso que el tribunal lo decida como medida de protección a la víctima. También, cuando esta decida quitar la orden.



Soy licenciado en Derecho desde el año 2005. Desde entonces he desarrollado mi actividad profesional en el despacho de Loustau Abogados. Especializado en la defensa de las administraciones públicas así como en la de los intereses particulares. En la jurisdicción penal, especializado en la defensa de delitos de la más variada índole, desde los delitos contra las personas hasta los relacionados con el patrimonio y los económicos.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

error: El Contenido esta protegido !!