hipoteca asnef

¿Cómo conseguir una hipoteca si estoy en la lista de la Asnef?

28

Al igual que todos los trámites, la solicitud de una hipoteca es un proceso que posee sus complicaciones. En el camino, pueden desarrollarse inconvenientes que debes tomar en cuenta. En ocasiones, podría convertirse en un proceso complicado, largo y tedioso. Asimismo, pedirla no supone la entrega de la misma. Más, cuando quien solicita el préstamo está registrado en la lista de la Asnef. Cuando los bancos detectan que el ciudadano posee antecedentes de impagos, responden con «no» sin excusas.

Generalmente, la banca tradicional niega los préstamos hipotecarios a los ciudadanos que estén en la lista de la Asnef o RAI. Sin embargo, no todo está perdido. Hay ciertas caminos que se pueden tomar para resultar beneficiados. Este proceso dependerá de si se es una deuda pequeña y fácil de solucionar o un pago grande que suponga una negociación. Sea cual sea el caso, aquí vamos a explicarte cómo conseguir una hipoteca estando en la lista de la Asnef.

¿Es posible conseguir una hipoteca estando en Asnef?

SI es posible obtener una hipoteca pese a estar en la lista de Asociación Nacional de Establecimientos Financieros de Crédito (Asnef). Lo primero que se debe tomar en cuenta es que, la Asnef en una entidad que se encarga en incluir en una lista a las personas morosas de toda España. En esta se registran los datos de los ciudadanos que les deben a sus socios que van desde bancos, aseguradoras y hasta compañías de luz o gas.

La mayoría de los casos son personas que se endeudas con facturas muy pequeñas. Que no pagan porque no están de acuerdo con la cuantía o porque esta deuda no existía. Para ejemplificar más el escenario, este tipo de procesos se da cuando las empresas telefónicas cambian de compañías gestoras. Estas modifican las características que existen sobre los importes y las deudas y comienzan a llamar a antiguos clientes. Tras pasar cuatro meses de esta llamada y no recibir el pago, se incluyen en Asnef.

Para conseguir este préstamo, el solicitante debe ser el titular de un bien como un piso, casa o un automóvil. Bajo este criterio, sí es posible la concesión de la hipoteca con la Asnef. La idea es que el beneficiario recibe entre un 30 o 40 % del valor del bien. Quien recibe el préstamo puede escoger los plazos a pagar y el tipo de cuota.

¿Por qué es tan difícil obtener el préstamo si estás en Asnef?

Que los ciudadanos deban es un golpe para la fluidez de las empresas. Esto provoca un círculo vicioso el cual parece no terminar: a la falta de dinero para pagar, se recurre a un préstamos. Pero, al estar latente la posibilidad de la deuda, los bancos optan por no tramitar la solicitud. En estos casos, las empresas deben luchar para conseguir el pago de forma extrajudicial o judicialmente. Ambos caminos terminan siendo deficientes, muy largos y complicados. Basados en todo esto, la opción más fácil es no aprobar créditos a quienes estén morosos.

Para evitar todo el proceso antes explicados, resalta el trabajo de la Asociación Nacional de Establecimientos Financieros de Crédito. En ella están incluidas todos los bancos, además de otras empresas, en donde comparten información de quién debe a quién. De esa forma, se logran acuerdos para no prestar dinero a este o aquel.

¿Qué supone para el banco?

Cuando una empresa suscribe los datos de un ciudadano por deuda, de forma automática todas las empresas que están dentro de Asnef puede visualizar la situación. En ese caso, se cierra la posibilidad de un préstamo. Esto con el fin de los bancos también corran el riesgo de no recibir el dinero.

¿Qué supone para el beneficiario?

Por otra parte, debe tener presente que desde que está en la lista de Asnef le será imposible o muy complicado pedir un préstamo. Para ello, es importante pagar la deuda u optar por las condiciones de la empresa para recibir la hipoteca.

Pasos para obtener el beneficio estando en Asnef

Aunque se confirmó que sí es posible recibir una hipoteca, es un proceso complicado. Porque al estar en la lista de la Asnef, las puertas se cierran para esta posibilidad. En ese sentido, se deben buscar alternativas para ser garantes del préstamo. La idea principal es que las empresas y las entidades bancarias se cuidan del riesgo de poseer morosos que, a su vez, radican en problemas de liquidez.

En este caso, el interesado tan solo tiene dos opciones al ser contactado por la Asnef y evitar la suscripción de su nombre en la lista. Aquí te explicamos cuáles son las salidas más simples:

  • Pagar: Aunque parece ser la más lógica, el interesado tiene de tres a cuatro meses para pagar y evitar el registro de sus datos. De esta forma, se salva de estar en la lista y podría obtener un crédito bancario sin problemas.
  • Financiamiento: Pedir un financiamiento de la deuda, en caso de ser muy grande, es la opción más viable. La idea es evitar un inconveniente mayor.

¿Qué condiciones vamos a encontrar?

Aunque los bancos se niegan a tramitar el préstamo, otras entidades financieras pueden realizar el proceso, incluso estando en la Asnef. Pero, hay algunas condiciones que son necesarias de cumplir para solicitar este beneficio. Aquí vamos a explicarte un poco más cómo funciona el proceso.

Primero, se debe considerar que al estar en la lista de la Asnef se tiene un precedente negativo sobre tus responsabilidades en cuanto a pagos. Para ello, las entidades de financiamientos establecen condiciones o requisitos que el interesado debe aceptar y cumplir para ser parte del beneficio.

  • Importes más bajos: Este es uno de las principales condiciones. Pues, no se entregará la cantidad que se necesita -es probable que algunos casos sí-, si no que se trabaja con cuantías más bajas por el riesgo que se corre sobre el impago. Para que el interesado puede recibir una suma de dinero muy alta, será necesario que este coloque un bien, del cual sea titular, como garantía del proceso.
    Esto, repetimos, solo en casos de cuantías grandes. Entre las pertenencias que sirven de garantías podrían estar: casas, autos, cuentas bancarias o cualquier bien que posea el mismo valor al pago total de la deuda.
  • Plazo de pago más estricto: En este caso, el interesado posee una sola cuota a pagar y en corto plazo. Si la suma de dinero es grande, se podría negociar las posibilidades de un pago fraccionado, pero el lapso de tiempo es corto. Es por ello que, antes de pedir un crédito estando en la lista Asnef, te recomendamos evaluar estas condiciones. No es conveniente involucrarse con un crédito si no se tiene la posibilidad de pagar rápido.

¿Qué pasa si obtienes una hipoteca y no pagas?

Asnef

Se debe tomar esta decisión con suma responsabilidad. La entidad financiera que prestó el dinero tiene en cuenta que posee precedentes de morosidad, eso significa que harán todo lo posible por recuperar el dinero. En ese caso, si llega el momento de pagar -sea en una sola cuota o por pagos fraccionados- y por distintos motivos no puedes abonar, la acción será rápida.

Lo primero a ocurrir es que aumentarán la cuantía a cancelar. Si tampoco se abona, entonces se procede al incautar el bien que se dispuso como garantía. Eso significa que podrías perder tu casa, carro o lo que sea que se empeñó sin derecho a réplica. De esta forma, se salda la cuenta y no cuenta con deudas con estas entidades.



Soy licenciado en Derecho desde el año 2005. Desde entonces he desarrollado mi actividad profesional en el despacho de Loustau Abogados. Especializado en la defensa de las administraciones públicas así como en la de los intereses particulares. En la jurisdicción penal, especializado en la defensa de delitos de la más variada índole, desde los delitos contra las personas hasta los relacionados con el patrimonio y los económicos.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

error: El Contenido esta protegido !!