Plusvalía o Impuesto sobre el Incremento de Valor de los Terrenos de Naturaleza Urbana

Plusvalía o Impuesto sobre el Incremento de Valor de los Terrenos de Naturaleza Urbana

142
Puntúa esta Información

Normalmente año tras año los pisos, locales y básicamente cualquier inmueble que se encuentre en un territorio urbano se van revalorizando. Es por este motivo, que es casi seguro que si adquirimos un inmueble luego lo venderemos por un valor superior y esto es a lo que se conoce como la plusvalía.

Sin embargo, existe el impuesto sobre el incremento de valor de los terrenos de naturaleza urbana, que graba esa plusvalía. Este se establece dependiendo del ayuntamiento correspondiente de acuerdo a la ubicación del inmueble, por lo cual las reglas pueden variar en cada comunidad autónoma.

Básicamente este impuesto grava la obtención de un incremento que se presenta en los terrenos urbanos. Es un impuesto que se cobra siempre que el inmueble se transmita por medio de cualquier tipo de título, y cambie de propietario.

¿Cómo se paga el impuesto a la plusvalía?

Debes tener en cuenta que existen diferentes formas de transmitir un inmueble a otra persona. Se establecen dos formas de transmisión de los inmuebles, y en ambas se debe abonar el impuesto e manera obligatoria. Estas son:

  • A título gratuito: esto aplica cuando se realiza algún regalo o donación, en estos casos el adquiriente es quien debe realizar el pago del impuesto, a menos que se pacte lo contrario. En el caso de no abonarlo, la Administración podrá exigir el abono del mismo.
  • A título oneroso: en estos casos, se tiene la transmisión de un inmueble a cambio de dinero o a cambio de otra cosa. En estos casos el impuesto debe ser abonado por quién vende el inmueble, y es obligatorio su abono.

Sin embargo, en el caso de que se realice la transmisión del bien a título oneroso, pero la persona que lo adquiere no cuenta con residencia en España. Entonces el impuesto de plusvalía debe ser pagado siempre por el adquiriente, no por el vendedor.

¿Cómo se maneja la base imponible?

Para calcular el valor del impuesto sobre el incremento del valor de los terrenos de naturaleza urbana, se debe tener en cuenta que existen varios factores a considerar:

  • El primero es el porcentaje fijado por el ayuntamiento correspondiente
  • En el caso de hacer la transmisión a título gratuito, se tendrá en cuenta el valor catastral del suelo, que viene reflejado en el último recibo del Impuesto Sobre Bienes Inmuebles.
  • Si se presenta una transmisión a título oneroso, se tendrá en cuenta el valor del inmueble, según lo establecido en las normas del Impuesto de Transmisiones Patrimoniales, teniendo en cuenta el valor comercial del inmueble.

Por lo tanto, el porcentaje del impuesto de plusvalía se aplicará sobre la base imponible correspondiente en cada uno de los casos. El valor se multiplicará por el número de años de permanencia en el terreno que se está transmitiendo, y de esta forma se pagará el tributo al ayuntamiento, dependiendo del porcentaje establecido.

Si embargo, se debe tener en cuenta que en ningún caso el valor de este impuesto puede exceder el 30%. Además, se deben tener en cuenta algunas bonificaciones que ofrecen algunos ayuntamientos, especialmente en el caso de transmisiones por causa de muerte, en cuyo caso se podrá disfrutar de una bonificación de hasta el 95%.

Liquidación y pasos para aplicar la plusvalía

El impuesto de la plusvalía debe ser liquidado en todos los casos por el Ayuntamiento correspondiente. En todos los casos, quien va a pagar el impuesto debe presentar los documentos que acrediten todos los datos que se requieran para hacer la liquidación del impuesto.

Dentro de la documentación presentada, se deben especificar los actos donde se establece la transmisión de bienes que dieron lugar a la plusvalía. Normalmente, se podrá solicitar un contrato de compraventa, para que se pueda dar soporte de la transacción.

Para la presentación y el pago de este impuesto se debe tener en cuenta que se tiene en cuenta la fecha en la que se produce el devengo. Desde allí se tendrán 30 días para los actos de venta, o en el caso de que se presente por muerte del propietario y se haga un proceso de sucesión se tendrán hasta 6 meses para hacer el abono del impuesto.

Estos 6 meses se pueden prorrogar hasta 1 año en el caso de que sea necesario, y se tendrá que presentar una solicitud por escrito. En el caso de ventas, no existe ningún tipo de prórroga para el pago, y en el caso de que no se haga en los 30 días, se procederá a cobrar los valores establecidos por ley.

Siempre quien vaya a pagar el impuesto recibirá una notificación con la liquidación, donde se indicará el importe a pagar, así como los recursos que se pueden interponer en el caso de desacuerdos.

¿Existe alguna exención en el pago de este impuesto?

Antes de abonar el impuesto sobre el incremento de valor de los terrenos de naturaleza urbana, debes tener en cuenta que existen algunas exenciones en el pago:

  • Aportaciones de bienes dentro de una sociedad conyugal, así como las adjudicaciones realizadas a favor de esta unidad.
  • Transmisiones hechas a los cónyuges en pago de haberes comunes, por ejemplo, cuando existe una liquidación de régimen económico matrimonial.
  • Transmisión de bienes entre cónyuges o a favor de los hijos, en caso de que se disuelva la unidad matrimonial.
  • Todos los bienes que estén dentro del perímetro delimitado como conjunto histórico o artístico.
  • En todas las entidades o personas que vengan reguladas por la ley, siempre que se presente cualquier incremento de valor.

Si no se tiene ninguno de estos casos, es indispensable abonar el impuesto en los tiempos establecidos. De lo contrario el ayuntamiento podrá requerir que se haga la presentación del mismo de manera inmediata.

Recuerda que, el valor del impuesto puede variar dependiendo de la comunidad autónoma en la que se encuentre el predio. Por lo tanto, es conveniente solicitar el valor en el Ayuntamiento correspondiente, y siempre será mejor solicitar asesoría de un abogado experto en el tema para tener siempre la mejor asesoría, y tener presente cuanto se debe pagar en impuesto de plusvalía.



Soy licenciado en Derecho desde el año 2005. Desde entonces he desarrollado mi actividad profesional en el despacho de Loustau Abogados. Especializado en la defensa de las administraciones públicas así como en la de los intereses particulares. En la jurisdicción penal, especializado en la defensa de delitos de la más variada índole, desde los delitos contra las personas hasta los relacionados con el patrimonio y los económicos.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

error: El Contenido esta protegido !!