reducción de la jornada

Todo sobre la reducción de jornada por cuidado de los hijos

90
Puntúa esta Información

La reducción de la jornada laboral por el cuidado de los hijos es un derecho que posee el trabajador con hijos menores de 12 años. Este derecho está consagrado en el artículo 35.7 del Estatuto de los Trabajadores; así como también la Constitución Española en su artículo 39 aboga por la protección de la familia. Bajo estos marcos legales, los Poderes Públicos establecieron medidas para resguardar al núcleo familiar. Entre ellas ubicamos la «reducción de jornada por guarda legal»; que no es más que aquel derecho de disminuir la jornada laboral para cuidar a familiares e hijos.

Según el Estatuto de los Trabajadores, gozará de este derecho quien «tenga a su cuidado directo algún menor de 12 años o a una persona con discapacidad física, psíquica o sensorial, que no desempeñe una actividad retribuida, tendrá derecho a  una reducción de la jornada de trabajo diaria (…)». El mismo también es válido para el cuidado y protección de un familiar directo, el segundo grado de consanguinidad o afinidad, enfermedad o cualquier otra razón que le imposibilite realizar las actividades básicas por sí mismo. Si tú o un familiar están entre estos ejemplos, continúa leyendo. En las siguientes líneas te explicaremos todo sobre la reducción de jornada por cuidado de los hijos.

¿Quién puede reducir su jornada?

Quien

No cualquier persona con hijos puede reducir su jornada laboral. Si bien es cierto que la crianza de los hijos es sinónimo de tiempo y dedicación; la ley no permite que cualquier persona reciba el beneficio, sino aquella quien realmente lo necesita. El artículo 37.5 del Estatuto de los Trabajadores alega los siguientes supuestos:

  • La reducción de la jornada laboral por guarda legal la puede solicitar un padre o una madre con hijos menores de 12 años.
  • Quien tenga la responsabilidad de una persona con discapacidad que no pueda trabajar.
  • El padre o madre de un menor de 18 años que padezca cáncer o cualquier enfermedad severa que suponga un gasto hospitalario de largo plazo.
  • Quien tenga a su cargo un familiar directo o hasta de segundo grado de consanguinidad que no pueda valerse por sí mismo ni trabaje.
  • Quien dé a luz a un hijo prematuro o cualquiera bebé que, después de parto, debe permanecer hospitalizado por algún motivo.

Eso significa que, las personas pueden ausentarse de su trabajo para cuida a sus hijos siempre y cuando sean menores de 12 años. En caso de poseer cáncer o una enfermedad grave hasta los 18 años. Finalmente, si es por bebé prematuro u hospitalización, el artículo 37.5 del Estatuto de los Trabajadores define lo siguiente:

«En el caso de nacimiento de hijos prematuros o que, por cualquier causa, deban permanecer hospitalizados a continuación del parto, la madre o el padre tendrán derecho a ausentarse del trabajo durante una hora. Asimismo, tendrán derecho a reducir su jornada de trabajo hasta un máximo de dos horas, con la disminución proporcional del salario».

¿Cuántas horas es posible reducir?

horas

La reducción de jornada puede hacerse desde la mitad hasta un 1/8 como mínimo. En caso de cuidar a menores con enfermedades graves se podría reducir un 50 % y, dependiendo del convenio laboral, podría alcanzarse una disminución completa de la jornada. La misma debe estar dentro del calendario y horarios de la empresa. En las siguientes líneas te decimos cuántas horas es posible disminuir dependiendo de caso:

  • Reducción 1/8: La disminución representa 35 horas semanales. Siete horas al día en horario normal y 6.12 horas al día en jornada reducida.
  • Reducción 2/8: La disminución representa 30 horas semanales. Seis horas al día en horario normal y 5.25 horas al día en jornada reducida.
  • Reducción 3/8: La disminución representa 25 horas semanales. Cinco horas al día en horario normal y 4.37 horas al día en jornada reducida.
  • Reducción 4/8: La disminución representa 20 horas semanales. Cuatro horas al día en horario normal y 3.5 horas al día en jornada reducida.

Es importante tener en cuenta que, dependiendo del caso, la disminución de las horas pueden ser distintas a las antes mencionadas. Estas son las establecidas por la ley, pero pueden existir casos particulares donde la reducción de jornada sea diferente; por ejemplo, un total de 22 horas semanales.

¿Cómo solicitar la reducción de jornada?

El Estatuto de los Trabajadores no establece un proceso o trámite para solicitar la reducción de jornada. Sin embargo, se aconseja realizar el proceso por escrito. En este texto donde debes apuntar tus datos personales;  asimismo detallar qué cantidad se piensa reducir acompañado del horario de trabajo que propone abarcar. En el mismo debe agregar la fecha de inicio de esta nueva jornada, explicar y justificar el porqué desea la disminución de horas.

Aunque también puede realizarse de forma oral porque la ley no estipula ninguna forma; sin embargo, para dar valor jurídico se recomienda redactar el texto. No existe un modelo en específico, así que puedes entregar la carta según tus propias observaciones. Si un trabajador tiene la reducción de jornada en vigencia y desea cancelarla, también debe hacerlo mediante una carta por escrito ofreciendo los mismos detalles de la solicitud.

Es importante saber que el salario también se reduce conforme a las horas de trabajo.

¿Puede la empresa negarse a la disminución del horario?

No. Ninguna empresa tiene el poder para negar la solicitud que supone un derecho al trabajador. Mucho menos, puede utilizar la petición como un argumento para despedir al empleado. En caso de cualquiera de los dos hechos antes mencionados ocurran, el ciudadano tiene la opción de asesorarse legalmente y apelar para revocar un eventual despido.

La única opción que tiene el empleador para coartar dicha solicitud es que ambos padres laboren en la misma empresa y ambos soliciten, de forma simultánea, la reducción del horario para cuidar del mismo hijo.

¿Puede la empresa modificar o imponer el horario?

horario

No. Bajo ningún concepto la empresa puede modificar o imponer un horario a su conveniencia. Esto forma parte del derecho total del empleador para establecer un horario que no afecte el cuidado de su hijo ni desmejore su desempeño laborar. Lo que sí podría existir es un horario de mutuo acuerdo; donde la empresa y el empleado acuerden el horario que satisfaga a ambas parte. Nunca el trabajador debe sentirse presionado por este tema porque forma parte de su derecho.

¡Ahora que ya sabes todo sobre la reducción de la jornada, entrega tu solicitud!



Soy licenciado en Derecho desde el año 2005. Desde entonces he desarrollado mi actividad profesional en el despacho de Loustau Abogados. Especializado en la defensa de las administraciones públicas así como en la de los intereses particulares. En la jurisdicción penal, especializado en la defensa de delitos de la más variada índole, desde los delitos contra las personas hasta los relacionados con el patrimonio y los económicos.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

error: El Contenido esta protegido !!