Artículo 41 Estatutos de los Trabajadores

Artículo 41: Cambios que afectan los derechos de los trabajadores

83
Puntúa esta Información

En aras de resguardar los intereses económicos, técnicos y de productividad, una empresa puede realizar cambios en las jornadas laborales de sus empleados. Estas modificaciones deben estar plenamente justificadas y, bajo ningún concepto, deberían afectar la labor de los trabajadores. En estos casos, el Estatuto de los Trabajadores en su artículo 41 protege los derechos de los trabajadores. A su vez, enumera cuándo una empresa puede realizar este tipo de modificaciones y qué puede hacer el asalariado para defenderse al momento de violar sus derechos.

Las Modificaciones Sustanciales de las Condiciones de Trabajo es el apartado del Estatuto de los Trabajadores que explica qué puede y no cambiar un empresario en las jornadas laborales. En él se resguarda el derecho colectivo y más. Si sientes que en tu trabajo hicieron grandes cambios que afectan tu desempeño, continúa leyendo. Aquí te explicaremos qué hacer cuando se modifican las condiciones laborales.

¿Cuándo una empresa puede modificar las condiciones laborales?

Cuándo

Según lo establecido en el artículo 41 de los Estatutos de los Trabajadores, una empresa puede modificar las condiciones labores cuando existan razones justificadas en las áreas económicas, técnicas, organizativas o de producción. Es importante que la empresa argumente muy bien el porqué de la o las medidas, por cuánto tiempo estarán vigentes y cuál es fin de ellas. Bajo ningún concepto, se puede desmejorar las condiciones laborales sin razones de peso suficiente o, por decisión exclusiva del dueño.

Es importante, además, que dichos cambios  respeten la dignidad del empleado y también guarden relación con lo establecido en el contrato colectivo y el convenio laboral.

Cambios en las condiciones laborales

El Estatuto de los Trabajadores permite modificaciones bajo los criterios antes mencionados. Si bien es cierto que sí pueden darse, existen casos que podrían considerarse un atropello a los trabajadores.  En las siguientes líneas expondremos algunos ejemplos ficticios que hagan gráfico cuándo estos cambios se considerarían legales y cuándo no.

Modificaciones laborales legales

Las modificaciones en las condiciones laborales aprobadas por las ley podrían verse en los siguientes ejemplos:

  • Martha trabaja en una agencia como teleoperadora junto a otras cinco mujeres. Desde que empezaron en el trabajo, todas siguen un patrón para contestar el teléfono y responder cada pregunta del cliente. Sin embargo, la empresa realizó algunos cambios y, desde la próxima semana, las formas para contestar el teléfono y responder a los clientes seguirán una estructura distinta.
  • Marina trabaja desde hace unos meses en una empresa. Desde el inicio se dedicó a un área específica, pero para mejorar el rendimiento de otra zona, se le asignará un cargo distinto donde se desempeñará por unos cuantos meses.
  • Pablo trabaja en el departamento F de la empresa desde hace un par de años. La industria está en un proceso de cambios para mejorar su competitividad en el mercado y, decide mover a Pablo al departamento B. Aunque el trabajador percibe un cambio en su área laboral, la empresa le explica que dada las circunstancias, necesitan de su experiencia en esta zona.

Como puedes observar, son cambios pequeño que no suponen una alteración muy grande en las condiciones de trabajo, ni mucho menos afectará el desempeño de cada uno.

Modificaciones laborales ilegales

Las modificaciones en las condiciones laborales no aprobadas por las ley podrían verse en los siguientes ejemplos:

  • Ainara trabaja desde hace cuatro años en una empresa dedicada a la distribución de alimentos. Sin ninguna justificación, se le notifica que le reducirán la jornada laboral de 30 horas a 23 horas semanales; con ello se le realizará la reducción de su salario.
  • Pedro es carpintero de una empresa que fabrica mueble y sillas. El jefe de Pedro le informó que lo moverían de cargo a un puesto que no tiene relación con su trabajo actual. Además, lo moverán a un sitio muy distante de su hogar que le obligaría a buscar nueva residencia y una serie de consecuencias que no puede afrontar.
  • Antonio se desempeña en una empresa desde hace dos años. Sin embargo, desde hace unas semanas se ve afectado por el incumplimiento del contrato laboral y no sabe por qué. Además, se dio cuenta que su salario disminuyó drásticamente y sin informarle cuánto tiempo trabajará en estas condiciones.

A diferencia de los ejemplos anteriores, en este caso las situaciones de los trabajadores -ficticios- se ve gravemente afectada. En estos casos se estaría irrespetando los derechos de los trabajadores y el artículo 41 del Estatuto de los Trabajadores.

Estos cambios se consideran sustanciales para el trabajador

Para que las modificaciones en una empresa se consideren sustanciales para el área laboral del trabajador, debe tocar estos puntos, según el artículo 41:

  • Jornada de trabajo.
  • Horario y distribución del tiempo de trabajo.
  • Régimen de trabajo a turnos.
  • Sistema de remuneración y cuantía salarial.
  • Sistema de trabajo y rendimiento.
  • Funciones, cuando excedan de los límites que para la movilidad funcional prevé el artículo 39.

¿Qué hacer ante la modificación sustanciales que afecten al trabajador?

qué hacer

Si los cambios afectan de forma relevante a un empleado o un grupo de ellos, la ley establece que procedan de la siguiente manera:

  • Aceptar la modificación.
  • No aceptar y renunciar a la empresa. En este sentido deberá recibir una indemnización de 20 días por año de servicio con un máximo de meses meses, si resultamos perjudicados por la modificación sustancial.
  • Impugnar la decisión de la empresa ante el sistema judicial.

Formas de proceder por parte de la empresa

Si una empresa atraviesa una crisis o quiere aplicar mejoras, necesitará ciertos cambios para ello. Los mismos no pueden tomarse de forma arbitraria y sin medir las consecuencias. El artículo 41 del Estatuto de los Trabajadores establece las formas en cómo debe proceder la empresa en estos casos.

Modificaciones personales

La ley indica que, si los cambios afectan a un empleado en específico, la empresa debe notificarle el porqué del o los cambios y dar todos los detalles 15 días antes de aplicar la medida. En caso de que esta situación afecte de forma negativa al trabajador, el mismo deberá regresar a sus condiciones antiguas de trabajo y recibir una indemnización de 20 días de salario por años de servicio «prorrateándose por meses los periodos inferiores a un año y con un máximo de nueve meses.»

Modificaciones colectivas

El Estatuto de los Trabajadores dicta que, si los cambios afectarán a un colectivo de los trabajadores, estas deberán conversarse con un representación del gremio. El grupo debe estar compuesto por 13 personas y los debates deben apuntar a disminuir las consecuencias negativas. Las conversaciones podrían llevarse por un plazo no mayor de 15 días. Después de tomarse las decisiones, el empresario será el encargado de notificar a los empleados las resoluciones alcanzadas; las mismas se pondrán en práctica siete días después del anuncio.



Soy licenciado en Derecho desde el año 2005. Desde entonces he desarrollado mi actividad profesional en el despacho de Loustau Abogados. Especializado en la defensa de las administraciones públicas así como en la de los intereses particulares. En la jurisdicción penal, especializado en la defensa de delitos de la más variada índole, desde los delitos contra las personas hasta los relacionados con el patrimonio y los económicos.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

error: El Contenido esta protegido !!