consejos para indemnizar caída

8 consejos para reclamar indemnización por caída

66
Puntúa esta Información

Las personas no suelen prestar mucha atención a las caídas. Por lo general responden a imprudencias de la persona. Pisar mal. Estar distraído. Caminar muy rápidamente sin poner cuidado al lugar. Estas son algunas de las principales razones por las cuales tropezamos y caemos. Por lo general, te paras y continúas el camino. Nada pasó. Pero, ¿Qué pasa cuando esta caída deja lesiones importantes? o, ¿Qué hacer si la caída es responsabilidad del mal estado del establecimiento donde estás?

Estás preguntas tienen respuesta. Es probable que te la hayas hecho. La verdad es que, si estás en un local o en una vía pública y te caes tienes derecho a una indemnización. Muchas personas, por desinformación, dejan pasar este indicativo y los responsables no pagan por los daños cometido. Es por ello que, si quieres saber cómo pedir una indemnización por caída, aquí te explicaremos. En las siguientes líneas te daremos ocho consejos para que puedas pedir una indemnización.

8 consejos para pedir una indemnización por caída

pago

Pedir una indemnización por caída es casi el mismo proceso en todas las áreas. Es un trámite largo que debe cumplir con ciertos pasos para llevarse con éxito. Recuerda que los representantes de la aseguradora estarán allí para reducir la cuantía. Es por ello que necesitas de un buen abogado que defienda tu caso. La mayoría de estos procesos son parecidos. Varía si la caída es en un local o en la vía pública. Bajo este contexto sí existes diferencias en el proceso. Sobre todo, porque en este segundo el reclamo se le hace al ayuntamiento. Si quieres saber cómo pedir una indemnización al municipio por una caída, aquí tenemos un artículo especial para ello.

Leer: ¡Me caí en una vía pública! Pasos para reclamar mi indemnización

Sin más para agregar, aquí te presentamos ocho consejos para que reclames una compensación económica por caída.

Consejo uno: Tienes derecho a una indemnización

Lo primero que debes saber es que, si te caes como consecuencia del mal estado de un establecimiento: tienes derecho a una indemnización. Esto, por el simple hecho de que el local incumplió con las normas de seguridad establecidas en la ley para la protección de sus clientes.

Vale destacar que el Real Decreto 314/2006, 17 de marzo define todas las condiciones por las cuales un establecimiento debe abordar la seguridad. La ley establece los parámetros para resguardar a los usuarios a nivel de estructura y más. Es por ello que, todo dueño de un local, debe seguir las indicaciones para brindar una instancia de calidad en las instalaciones.

Este decreto va dirigido a cualquier establecimiento. No importa si es un bar, un centro comercial, una tienda o un supermercado. Cada uno debe apegarse a las normas o pagará la indemnización de los afectados.

Consejo dos: Define la responsabilidad

Para reclamar una indemnización debes tener pruebas para culpar a la otra parte. Este punto es tan importante para que este proceso camine. La mayoría de las caídas son responsabilidad de las personas. Apelan a las razones antes explicadas. Sin embargo, otro gran número de caídas responde a la irresponsabilidad del dueño del local. Como antes mencionamos, es su deber mantener el mismo en óptimas condiciones para sus clientes.

Consejo tres: Recopila información

Este es uno de los consejos más importantes. La información que logres recopilar es la que te garantizará el éxito o no de tu proceso. Lo primero que debes hacer es tomar fotos del lugar. Fotografiar el espacio hará más gráfico el incidente y las condiciones del mismo. Si el encargado del local se opone a que tomes las fotos, llama a la policía. Apunta los detalles del momento: hora, día, lugar exacto donde ocurrió el accidente y más. Todo lo que se te ocurra y veas es importante para dar solidez al testimonio.

Al llegar la policía o la Guardia Civil, procura detallar muy bien el incidente. Ellos levantarán un informe de lo ocurrido. Si los llamas porque no te permiten recopilar datos, esto estará incluido en el texto. En caso de que no se opongan, igual debes llamar a los oficiales para tener una constancia policial. Este documento te servirá como registro para tu caso.

En este mismo sentido, procura conversar con personas que hayan sido testigos. La idea es que te sirvan de testigos presenciales en caso de necesitarlos. Si alguien está de acuerdo en ayudarte, toma sus datos. Entre ellos, nombres, dirección, DNI y número del móvil. Ponte en contacto con él o ella al iniciar el proceso. Si estabas con un amigo o familiar en el lugar donde te caíste, esta recomendación es más sencilla. No necesitarás convencer a alguien, sino que tendrás la ayuda que necesitas.

Consejo cuatro: Ve al médico

Es sumamente importante que visites un médico cuanto antes. La recomendación es que lo hagas el mismo día o al siguiente. Muchas lesiones, en principio, suelen no generar grandes molestias. Pero con los días, empezarás a sentir dolores intensos. Si pasan muchos días desde el incidente hasta que fuiste al médico, no tendrás un argumento sólido. Tu reclamo se pondrá en duda porque se argumentaría que esa lesión pudiste hacértela en cualquier otro momento.

Además de tu salud, la visita al médico te permite obtener un informe emitido por el especialista. En él te indicará las lesiones presentadas, así como la gravedad. Guarda original y copia de este documento. Así como del récipe de medicamentos y la factura que pagaste por el servicios y fármacos.

Consejo cinco: Busca un abogado experto

Para tener un caso exitoso debes contar con un experto en el área. Es importante seguir los consejos aquí explicados. Sin embargo, un abogado experto en indemnizaciones puede ayudarte de forma individual dando pasos seguros para conseguir la máxima compensación.

Consejo seis: ¿Qué incluir en la indemnización?

En cualquier caso, de indemnización vas a recibir una compensación por estas tres áreas:

  • Daños físicos.
  • Daños materiales.
  • Daños psicológicos.

Consejo siete: Pon la demanda

Después de tener la ayuda de un abogado, contar con las pruebas y tener todo en orden, inicia el trámite. Lo ideal es que dirijas una carta detallada de qué ocurrió y qué se quiere a cambio. La aseguradora debe contestar a la querella.

Consejo ocho: Vías para solucionar el conflicto

La mayoría de estos casos se resuelven por la vía extrajudicial. Esta es una conversación amistosa entre las partes en las cuales se llega a un acuerdo. Pero, si tras pasar un año no logras una respuesta definitiva, inicia tu demanda por la vía judicial. Esta es mucho más estructurada que la primera, pues el caso lo tendrá un juez a su cargo. Será la decisión del mismo si otorgarte o no la indemnización, así como la cuantía a recibir.



Soy licenciado en Derecho desde el año 2005. Desde entonces he desarrollado mi actividad profesional en el despacho de Loustau Abogados. Especializado en la defensa de las administraciones públicas así como en la de los intereses particulares. En la jurisdicción penal, especializado en la defensa de delitos de la más variada índole, desde los delitos contra las personas hasta los relacionados con el patrimonio y los económicos.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

error: El Contenido esta protegido !!