Indemnización por atropello

Pasos para reclamar una indemnización por atropello

66
Pasos para reclamar una indemnización por atropello
5 (100%) 1 vote[s]

Cada país y ciudad tiene ciertas normas de tráfico que sirven para evitar accidentes entre auto, de autos con otros objetos, y de autos con peatones. Este último resulta de un alto nivel de gravedad ya que las personas son un agente vulnerable en las calles. El impacto de un vehículo contra ella supondría de riesgo para la vida de la víctima. Cuando el peatón camina por la calle respetando las normas y un auto la arrolla, estamos ante un accidente por atropello peatonal.

Todas las personas que sufren un accidente por atropello donde resultaron lesionados tienen derecho a pedir una indemnización. Este derecho se les otorga con el fin de reparar los daños físicos y materiales causados. Si sufriste un accidente de esta índole o, conoces a alguien que lo tuvo y no sabe cómo proceder, sigue leyendo. En este artículo te explicaremos paso a paso cómo reclamar una indemnización por atropello.

Asesoramiento legal

Aunque en los accidentes por atropello la víctima resulta -en su mayoría- gravemente herida, las aseguradoras se valen de cualquier opción para no pagar o pagar lo mínimo. Es por ello que, en primer lugar, la persona afectada debe buscar un experto en indemnizaciones. El especialista le orientará y ayudará a coordinar todo lo relacionado con el caso.

La idea es que se contacte con una persona que anteriormente haya trabajado en este tipo de casos; esta acción le garantizará un éxito seguro en el proceso. Este es, quizá, uno de los pasos más importantes porque la aseguradora acusada buscará no pagar o pagar lo mínimo por el daño causado. Es por ello que deben reunirse todas las pruebas y testimonios posibles para enfrentar el caso; solo de la mano de un experto en indemnizaciones asegurarás el éxito.

¿Qué hacer ante un accidente por atropello?

qué hacer

Al momento de tener un accidente por atropello es muy difícil -casi imposible- en planificar la reacción. Sobre todo, si la víctima resulta gravemente herida. En caso contrario, la persona permanece consciente, le recomendamos los siguientes consejos:

Comprueba la responsabilidad del contrario

Como antes mencionamos, la compañía asegurada demanda buscará, bajo cualquier argumento, no pagar o pagar lo mínimo. Intentará comprobar que el peatón tuvo responsabilidad en el hecho; es por ello que entre el abogado y la víctima deben demostrar la responsabilidad absoluta del conductor. Para ello necesitarás pruebas que den peso a tu acusación. Asimismo, manifestar los daños y perjuicios de sufridos por la víctima.

Reúne evidencia

Una forma de hacerlo es llamar a la policía en el momento del accidente. Aunque no haya pasado a mayores, es de suma importancia comunicarse con la policía. Los agentes de seguridad realizarán un informe de los hechos; especificarán la percepción del incidente, así como de los años visibles. Este texto te servirá de prueba para un futuro juicio.

Asimismo, la víctima debe demostrar las lesiones sufridas. Para ello, de forma inmediata debe dirigirse a un hospital para ser evaluado. En él le practicarán una serie de exámenes y finalmente, el médico elaborará un informe de su estado de salud. Estos documentos le servirán de respaldo. Es importante que asista al centro médico de inmediato, no puede superar las 72 horas de incidente.

Si al momento de ser arrollado, iba acompañado de otra persona, tienes una persona que puede servir como un testigo presencial. En caso contrario, si tienes la posibilidad de conversar con alguna persona que estuvo en el momento del accidente y esté dispuesta a ayudarte, sería ideal. Toma sus datos personales como nombre, número de teléfono móvil y DNI.

¿Qué debo incluir en la indemnización?

indemnización

La víctima debe tener en cuenta la indemnización debe cubrir la mayor cantidad económica posible. Para ello debe poseer facturas de los gastos médicos, terapias, medicinas. Así como de los daños materiales como gafas rotas, móvil o cualquier objeto que se daño al momento del incidente. Finalmente, un porcentaje que servirá como compensación por los secuelas y perjuicios causados.

El informe médico será un documento determinante para calcular la indemnización. La cantidad dependerá de la gravedad de la lesión ocasionada. En caso de ser necesarias, también deben incluirse secuelas psiquiátricas. Terapias y tratamientos que la víctima tuvo que tomar para superar cualquier proceso psicológico posterior al atropello.

El informe médico debe aclarar:

  • Puntos por secuelas.
  • Perjuicio Personal Básico.
  • Daño Personal Particular moderado, grave o muy grave.
  • Perjuicio Patrimonial.

Formas de reclamar la indemnización

reclamo judicial

Después de reunir toda la evidencia y contar con toda la información antes mencionada, te sugerimos tener copia y original de todos los documentos; así como un respaldo en digital, en caso de ser necesario. En este punto, inicia la disputa. La indemnización tiene dos formas básicas de reclamarse: extrajudicial y judicial.

Al comunicarte con tu aseguradora, esta le informará a la aseguradora demanda el incidente y la idea de obtener una indemnización. Ambas evaluarán todas las evidencias y comienza el proceso.

Vía extrajudicial

Esta primera vía es más rápida y menos engorrosa para todas las partes. Las dos partes analizarán cada prueba, de ambos lados, presentadas de forma personal. De ser necesario, irán de nuevo a un médico para reevaluar los daños y certificar que son iguales a los asignados en el informe médico. Al cerrar este proceso inicia uno de debate. Este es el momento en el cual se debe llegar a un acuerdo.

En este punto hay dos finales. El primero es que se logre una resolución y las partes firmen un acuerdo. La aseguradora debe pagar a la víctima el monto acordado y el proceso cierra. El segundo es que no se llegue a un acuerdo. En este caso, la disputa pasa a una segunda instancia. Es importante aclarar que la mayoría de los casos se resuelven en la vía extrajudicial.

Vía judicial

Esta segunda forma es más larga y engorrosa. Los casos que llegan a esta instancia resultan sumamente complicados y pueden durar hasta seis meses. En este punto, ambas partes deben presentar sus pruebas y documentación ante un tribunal español. Cada uno apuntará testigos presenciales, en caso de tenerlos y argumentará sus razones.

Un juez será quien atienda el caso y revise todos los documentos. Finalmente será él quien dicte si la persona debe o no recibir la indemnización; asimismo, determinará el monto a pagar.

¿Qué hacer si el auto se da a la fuga?

fuga

En algunos casos, los conductores que arrollan a peatones sin intensión, tienen miedo de afrontar un juicio por el hecho, sobre todo si el accidente resulta grave. Los nervios y otras emociones de momento provocan que el conductor se fugue. En este caso, ¿cómo se realiza la indemnización?

La compensación es un derecho para todas las víctimas en caso de atropello. Es por ello, que para estos casos existe el Consorcio de Compensación de Seguros. Esta será la institución a la cual colocar una demanda en caso de que el conductor del auto se fugue. Para reclamar la compensación debes demostrar que el accidente existió. Debes presentar un informe de la policía local o la guardia civil donde se detalle el incidente y se acote que el vehículo responsable se dio a la fuga.

En este caso es de suma necesidad los testigos presenciales para dar credibilidad. En caso de que el accidente haya sido mortal y la víctima haya muerto, la familia debe asesorarse de forma legal para pedir la indemnización. La mayoría de las veces que se asiste al Consorcio de Compensación de Seguros responde a la fuga del conductor tras el fallecimiento de la víctima. En este caso, también debe presentarse un informe médico con las lesiones presentadas.

Es posible que el consorcio solicite información adicional. El abogado le informará cómo accionar en todo caso para recibir la compensación.



Soy licenciado en Derecho desde el año 2005. Desde entonces he desarrollado mi actividad profesional en el despacho de Loustau Abogados. Especializado en la defensa de las administraciones públicas así como en la de los intereses particulares. En la jurisdicción penal, especializado en la defensa de delitos de la más variada índole, desde los delitos contra las personas hasta los relacionados con el patrimonio y los económicos.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

error: El Contenido esta protegido !!