Bases de cotización por contingencia común

Conoce todo sobre las bases de cotización por contingencias comunes

22
Puntúa esta Información

Las bases de cotización son aquellas cantidades que utilizan los ciudadanos para calcular los pagos que deben abonarse al Instituto Nacional de la Seguridad Social (INSS). Sobre la misma se aplica un porcentaje que depende del concepto de cotización y será el que dé el resultado final para pagar ante la institución. La necesidad contribuir nace desde el inicio de la vida laboral de cada ciudadano; la misma se mantiene hasta que finalice la relación laboral entre el empleador y el empleado. Esto, incluso, si una persona padece de riesgos en el embarazo, de incapacidad temporal, descanso por maternidad y más.

Las cotizaciones de la Seguridad Social deben pagarse mes a mes. Las condiciones de las misma varían de forma anual; el tope mínimo se establece al principio del año mediante la Ley de Presupuestos Generales del Estado. Por lo tanto, abonarla se convierte en una obligación para los empleados y la empresa. En todo caso, existen distintos tipos de cotizaciones como por desempleo, horas extraordinarias o por contingencias comunes. Si quieres saber más sobre los pagos a la Institución de la Seguridad Social, continúa leyendo. En las siguientes líneas te explicaremos todo lo que necesitas saber sobre los abonos.

Conceptos de las bases de cotización

tipo

Según lo establecido por la Ley de Presupuestos Generales del Estado, el INSS posee distintos conceptos de las bases de cotización. Aquí te explicamos la variedad de modalidades:

  • Contingencias comunes: Las contingencias comunes son los más utilizados porque cubre la mayor cantidad de incidentes como enfermedad común, accidente no laboral, jubilación, riesgo en el embarazo, descanso por maternidad o paternidad y más.
  • Contingencias profesionales: Las contingencias profesionales son aquellas que cubren todos los incidentes que corresponden al área laboral; entre ellos están accidentes y enfermedades que responden a la actividad profesional.
  • Horas extraordinarias: Las horas extraordinarias se cotizan por cada hora adicional realizada por el trabajador fuera de su jornada laboral.
  • Desempleo: Es la contribución que el ciudadano hace por paro o prestación por desempleo.
  • Fondo de Garantía Salarial: Esta es una parte de los abonos que se destinan como un fondo por si el empresario no realiza el pago.
  • Formación profesional: La cantidad correspondiente a la formación profesional se utiliza para abonar a cursos y preparación del trabajador.

Contingencias comunes

Las contingencias comunes son la mayor cantidad de incidentes que se cubren. De hecho, es el concepto con el porcentaje más alto. En estas se incluyen todas aquellas coberturas económicas que el ciudadano no puede pagarse por sí mismo; además de la asistencia médica propia y familiar. Entre las contingencias comunes están:

  • Incapacidad Laboral Temporal: La misma debe responder a una enfermedad común o accidente no laboral.
  • Incapacidad Laboral Permanente Total: Ocurre cuando el incidente se derive de una enfermedad común o accidente no laboral.
  • Incapacidad Laboral Permanente Absoluta: Es admitida cuando el hecho nazca de una enfermedad común o accidente no laboral.
  • Gran Invalidez.
  • Jubilación.
  • Muerte o supervivencia: La situación no debe ser generada por una enfermedad profesional o accidente laboral. Entre ellas están:
  1. Viudedad.
  2. Orfandad.
  3. Pensión y subsidio en favor de familiares.
  4. Auxilio por defunción.
  • Prestaciones farmacéuticas.
  • Asistencia sanitaria.
  • Protección a la familia.
  • Prestaciones contributivas por paternidad.
  • Prestaciones contributivas por maternidad.
  • Pensión por riesgo de embarazo.
  • Pensión durante la lactancia natural.

Bases de cotizaciones

Las bases de cotización se renuevan anualmente. Para este 2019 las bases de cotización por contingencias comunes para los empresarios es de 23.60%, mientras que para los trabajadores es de 4.70 %.

¿Cómo calculo el abono?

Si un empleado desea saber cómo es el proceso para calcular el abono mensual, aquí le explicamos. El trabajador debe sumar todos los conceptos salariales; excluyendo los extrasalariales y las horas extras. Además, sumar la cantidad total bruta de las pagas extras durante todo el año, este resultado será la parte proporcional de pagas extra. La cantidad que resulte de dicha sumatoria se divide por 12.

La ley establece una base mínima y máxima. El cálculo que resulte del cómputo antes explicado no debe ser menor ni superior a lo que establece la norma. En caso de que esto ocurra, deberás repetir el procedimiento hasta que tengas una cantidad coherente. En este casi te aconsejamos realizar la sumatoria con asesoramiento de un experto que te explique paso a paso qué significa cada importe. Es importante tener en cuenta que estas bases mínimas y máximas corresponden para cada categoría profesional: ingenieros, auxiliares, técnicos y más.

¿Cómo se cotiza a la Seguridad Social?

calculo

Como antes se había explicado, las cotizaciones son una obligación para la empresa y para el empleado. Mes a mes debe cancelarse el monto establecido, según su tipo de cotización. Si nunca has abonado a la Seguridad Social de seguro te preguntarás cómo se realiza el trámite. La respuesta es muy sencilla porque el trabajador no hace mucho en este caso; es la empresa quien descuenta de la nómina de sus empleados la cantidad que establece la ley y la paga ante la institución.

Es importante que mensualmente la empresa elabore la nómina de los trabajadores, les explique cómo se realiza el cómputo y cuál es la cantidad que se descontará para enviar a la Seguridad Social.

¿Para qué la Seguridad Social utiliza el dinero?

Todo el dinero recibido por los ciudadanos se destina para mantenimiento de las instalaciones, para el sustento de las pensiones, prestaciones, becas y todos los beneficios que ofrece la institución.

¿Qué ocurre con los trabajadores autónomos?

Todo lo antes explicado hasta el momento responde a los asalariados; es decir, para quienes trabajan en una empresa y dependen de ella. En este caso, ¿Qué ocurre entonces con los empleados autónomos? Los trabajadores por cuenta propia o independientes también están obligados a pagar el importe a la Seguridad Social. La diferencia es que mensualmente ellos mismos deben dirigirse al INSS y abonar la cuota correspondiente. Para 2019 los empleados autónomos deben cotizar 28,30 % por contingencias comunes.

Este año las cotizaciones que eran voluntarias como contingencias profesionales, cese de actividad y formación profesional dejan de serlo y empiezan a ser obligatorias. La base reguladora aumentará de forma progresiva hasta el 2020 y será de 30.3 % hasta el 2022 que se espera llegue a 30.9 %.




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *