Aspectos Excedencia Voluntaria Trabajo

Excedencia Voluntaria y Paro • Pasos para solicitarla

63
Excedencia Voluntaria y Paro • Pasos para solicitarla
5 (100%) 1 vote[s]

La mayoría de los trabajadores en algún momento de su vida laboral en la empresa, tienen la necesidad de dejar su empleo de forma temporal y voluntaria. Este permiso se realiza bajo la figura de excedencia voluntaria. Suele pedirse para trabajar de forma temporal en otra empresa, resolver tramites personales, formación profesional, entre otros.

Entradas anteriores de este Blog se hace referencia a la Excedencia por Cuidado de Hijos o por Cuidado de Familiares pero en este articulo hablaremos sobre como solicitar la Excedencia Voluntaria y Paro. Si quiere conocer más sobre este proceso y cómo funciona, continúa leyendo. En las siguientes líneas te explicaremos lo que necesitas saber.

¿Qué es la excedencia voluntaria?

La excedencia es la opción que tiene un trabajador para dejar su empleo de forma temporal y voluntaria. Una especie de permiso no remunerado por tiempo determinado. En este sentido, la excedencia brinda al trabajador prioridad en los procesos de selección si él mismo desea reintegrarse a su puesto de trabajo; sin la garantía absoluta de que el mismo sea readmitido por la empresa.

La principal regulación sobre este derecho se encuentra establecido en el artículo 46 del Estatuto de los Trabajadores. Este documento legal también establece entre sus múltiples aspectos, los diferentes tipos de excedencia. Aquí te mostraremos cuáles son:

Tipos de excedencia:

  • La Excedencia Voluntaria.
  • La Excedencia forzosa.
  • Por cuidados de hijos y/o familiares.
  • Para dedicar tiempo a la formación.

Pero, es importante saber que como trabajador puede solicitar la excedencia voluntaria con una duración entre cuatro meses hasta cinco años. Para hacerlo, debes tener más de un año de antigüedad en la institución. Así como para poder disfrutar de una segunda excelencia voluntaria, deberá haber pasado más de cuatro años luego de la finalización de la primera.

Cómo solicitar la Excedencia Voluntaria

El Estatuto de Trabajadores en España no señala un procedimiento en específico para materializar la excedencia voluntaria. Aunque sí puede hacer lo establecido en el Comisión Consultiva Nacional del Convenio Colectivo. Al igual que las otras excedencias, la recomendación es que lo más aconsejable es realizar esta solicitud por escrito a la empresa. En ella debes indicar de forma clara la fecha de inicio, fecha de finalización y la duración respectiva del mismo.

En este sentido, debe esperar la decisión que tome la empresa o patrono y no adoptar o asumir una decisión anticipada de la solicitud. Ya que si el trabajador se retira antes de obtener respuesta de su permiso, se puede considerar como abandono del puesto de trabajo. En la solicitud escrita, el trabajador no está en la obligación de justificar los motivos de la excedencia. Por eso es que se cataloga como voluntaria. Pero si es necesario solicitarla con anticipación con un período mínimo de preaviso de 15 días de anticipación.

Consecuencias

Existen diferentes consecuencias que tiene un trabajador al solicitar una excedencia voluntaria, siendo las principales:

  • La relación laboral permanece vigente: Aunque suspendida durante la excedencia donde el trabajador no tiene que acudir a su puesto de trabajo y el patrón no tiene la obligación de abonar salario alguno.
  • La buena fe contractual: El trabajador no realizará acto desleal alguno con respecto a su relación con el patrono; utilizando este tipo de permisos para trabajar en otra empresa.
  • No se computa efectos de antigüedad: Mientras que el trabajador se encuentre en excedencia, no se acumulará tiempo de antigüedad laboral en ninguno de los casos.
  • Derecho a un reingreso preferente, pero no a reserva del puesto de trabajo: Siendo una de los principales problemas que tiene un trabajador al solicitar la excedencia voluntaria, ya que la empresa garantiza el reingreso pero no en su mismo puesto de trabajo.

Con respecto al último ítem, nos atrevemos a profundizar sobre la reserva del puesto en la organización. Este tipo de excedencia estipula que no se concede una reserva del mismo puesto laboral. Por lo tanto, no existe limitación alguna de que el empresario, al día siguiente de otorgar la excedencia al trabajador, contrate a otro empleado para sustituir sus funciones.

Lo que si tiene derecho el trabajador es al reintegro en una vacante igual o de similar características. El cual puede hacerse efectiva al momento de finalizar la excedencia y el trabajador solicite por escrito la reincorporación.

Cómo se reincorpora el trabajador después de la excedencia

El trabajador está en la obligación de notificar a la empresa con un mes aproximado de anticipación la reincorporación a su puesto de trabajo. De no hacerlo dentro de este lapso automáticamente pierde el derecho de selección para la reincorporación. Es importante acotar que no está establecido un derecho a la reincorporación instantánea, lo que aplica en estos casos es el derecho de preferencia del trabajador en excedencia. Todo esto sujeto a que en la empresa exista un cargo vacante al momento de la solicitud.

¿Cuándo nace el derecho al Paro?

Saber a ciencia cierta, como trabajador, cuándo te corresponde el paro tras una excedencia voluntaria es fundamental para hacer valer tus derechos. A continuación te presentamos los diferentes supuestos:

  • La excedencia voluntaria y el derecho a cobrar la prestación por desempleo:

Este derecho se origina cuando se solicita la reincorporación luego del finiquito de la excedencia y la misma no ocurre. El motivo por el que se solicitó la excedencia no influye en el derecho de cobrar el paro o no. Así que es indiferente si la misma fue de manera voluntaria o forzosa.

  • Falta de vacantes alegado por la empresa:

La empresa puede estar en el supuesto de no tener un puesto vacante disponible al momento de finiquitar la excedencia el trabajador. Pero, la organización tiene la obligación de demostrarlo cuando el trabajador solicita volver a su puesto de trabajo que ocupaba dentro de la empresa.

Ahora bien, si el empleado logra demostrar que efectivamente la empresa cuenta con cargos vacantes para cubrir su puesto, dentro del marco legal se considera un despido. En este caso, el trabajador podrá solicitar la prestación por desempleo.

  • La empresa se niega a reincorporar al trabajador o no responde al finiquito:

Si la empresa se niega en responder al trabajador la solicitud de finiquito de la excedencia, claramente estaría en el caso de despido por negar el derecho a la reincorporación. Otro caso es negar la reincorporación del trabajador, a pesar de reconocer que sí existe una relación laboral entre ambos. En cualquiera de las circunstancias, el trabajador puede solicitar o reclamar ante las instancias judiciales competentes, el derecho de la prestación por desempleo.

  • Trabajo en otra organización:

La persona tendrá derecho a solicitar su prestación por desempleo cuando se encuentre trabajando en otra organización durante la excedencia y este sea despedido. Esta situación estaría enmarcada dentro de una situación legal de desempleo.

Para finalizar, pensemos en la siguiente interrogante:

¿Qué pasa si la empresa cierra?

Si la empresa cierra sus operaciones mientras el trabajador se encuentra en una excedencia voluntaria, la misma no puede considerarse como despido. Esta relación laboral entre el trabajador y la empresa estaba en suspenso. En este caso, solo le corresponde el finiquito al trabajador por su tiempo de servicio; ya que no es posible una cancelación por indemnización ni la prestación por desempleo.

En nuestro blog encontrarás otros temas interesantes relacionados a la temática laboral, donde te invitamos a visitar nuestros otros artículos redactados pensando en ti y en solucionar tus posibles dudas.



Soy licenciado en Derecho desde el año 2005. Desde entonces he desarrollado mi actividad profesional en el despacho de Loustau Abogados. Especializado en la defensa de las administraciones públicas así como en la de los intereses particulares. En la jurisdicción penal, especializado en la defensa de delitos de la más variada índole, desde los delitos contra las personas hasta los relacionados con el patrimonio y los económicos.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

error: El Contenido esta protegido !!