Excedencia voluntaria

Solicita el Preaviso de Excedencia Voluntaria laboral

28
Puntúa esta Información

La Excedencia Voluntaria es un derecho del trabajador acogido en el artículo 46 del Estatuto de los Trabajadores. Este permite al ciudadano, por diversos motivos, solicitar el cese temporal de sus actividades laborales. El tiempo de suspensión puede estar entre cuatros meses a cinco años. Sin embargo, se debe tener como algunos requisitos como tener un año, como mínimo, de trabajo en la empresa. Aunque el Estatuto de los Trabajadores es la norma que regula esta petición, es importante fijarse en las condiciones del contratos; en ellas puede hallarse la solicitud de un preaviso de excedencia voluntaria.

El preaviso de excedencia voluntaria laboral es la vía en la cual el trabajador notifica a la empresa el cese de sus actividades. Esta notificación debe hacerse 15 días antes de emitir formalmente la excedencia voluntaria. La misma debe explicar el motivo de su ausencia y debe entregarse de forma escrita. Sin embargo, el empleado debe revisar el contrato para certificar si el empleador fijó una fecha propia en cuanto al preaviso. Si quieres saber más sobre el tema, continúa leyendo. En las siguientes líneas te explicaremos todo lo que necesitas saber sobre la excedencia voluntaria.

Tipos de excedencias

Tipos de excedencia

Según el apartado de excedencias  del Estatuto de los Trabajadores, existen varios tipos de ceses laborales. Aquí te los enumeramos.

Excedencia forzosa

La excedencia forzosa otorga es aquella que se otorga cuando, por algún motivo, el empleado no puede volver a su puesto de trabajo temporalmente. En este caso, la empresa está obligada a permitir el retiro del trabajador; sin embargo, el empleador debe resguardar el derecho al trabajador a conservar su puesto y con él, su antigüedad, al momento de regresar.

Este tipo de excedencia se presenta cuando el trabajador fue electo para asumir un cargo público, pero no pueda asistir al trabajo. También cuando el empleado realice funciones sindicales a nivel provincial o superior. Cuando el empleado cumpla con su permiso, solicitará el reintegro a su puesto en un lapso máximo de un mes.

Excedencia voluntaria

La excedencia voluntaria es el segundo tipo de cese temporal. La misma se otorga por cualquier motivo que le impida continuar en la empresa. En este caso, el trabajador no tiene el derecho, como en la excedencia forzosa, de conservar su puesto de trabajo. Sin embargo, sí puede recibir un derecho preferente para que el ciudadano pueda regresar cuando haya plaza.

El trabajador puede solicitar la excedencia voluntaria cuando tenga, como mínimo, un año en la empresa. El cese temporal será de cuatro meses a cinco años. Este tipo de excedencia puede pedirse varias veces mientras siempre y cuando existan cuatro años de diferencia entre el final de la anterior y el principio de la nueva.

Excedencia por cuidado familiar

El tercer tipo de excedencia puede solicitarse en los siguientes casos:

  • Cuidado de los hijos: La excedencia por maternidad o paternidad es aquella que otorga tres años por cada hijo que posea. En este caso no se hace distinción si el hijo es natural,acogido o adoptado.
  • Cuidado familiar: La excedencia por cuidado familiar puede otorgarse al trabajador para el cuidado de un integrante con edad avanzada, por accidente, por una enfermedad o cualquier otro. La única justificación en este caso es que, la persona no pueda valerse por sí misma. El cese temporal de las actividades laborales por cuidado familiar se extiende hasta el segundo grado de consanguinidad; eso quiere decir que están incluidos padres, madres, hijos, hermanos, abuelos y nietos. También se presenta por afinidad. Eso es sinónimo de cónyuges, suegros, yernos, nueras y cuñados.

Las excedencias laborales permiten la reincorporación al puesto de trabajo. La empresa le garantiza una plaza al trabajador durante el primer año. Después del segundo año, se puede asegurar un puesto similar al anterior. Este se convierte en una de los principales problemas por pedir una excedencia; el cese voluntario no reguarda el puesto laboral, por lo que no sería problema para el empleador buscar a otra persona para que ocupe tu puesto.

¿Cómo solicitar una excedencia voluntaria?

Cuándo solicitar

Los artículos del Estatuto de los Trabajadores que rigen las excedencias no establecen un procedimiento a seguir. Sin embargo, el trabajador debe revisar el contrato o convenio laboral donde probablemente se fijen unos pasos. De ser negativa la consideración anterior, se recomienda entregar un documento por escrito a la empresa en el cual se le solicita la excedencia voluntaria.

Sin importar el caso, la solicitud del cese temporal no es una decisión únicamente del trabajador. La empresa puede aprobar o negar la petición. Si el trabajador se va tras la negativa de la empresa, la situación podría considerarse como abandono laboral. La natural es que la empresa no niegue el permiso, pero en caso de hacerlo, el trabajador podría apelar ante un juez.

¿Cuándo solicitar un preaviso?

La ley no establece un preaviso obligatorio para solicitar una excedencia voluntaria. Aunque, como en el caso anterior, el convenio o contrato sí fije un procedimiento para ello. Lo habitual es que, de forma escrita el empleado notifique 15 días antes a la empresa que emitirá una excedencia voluntaria laboral. No es necesario que en el texto explique los motivos de la solicitud. Esto permite al empleador estar atento porque un puesto de trabajo quedará vacío en los próximos días.

Respuestas de la empresa

Después de emitir la solicitud de excedencia voluntaria, la respuesta del empleador debe darse de forma escrita. No existe un tiempo estimado, pero se espera a la brevedad posible. Una vez aceptada la solicitud, la empresa no puede revocar la decisión ni el trabajador puede volver antes del tiempo estimado.

Es importante tener en cuenta que, mientras transcurre este tiempo, si el empleado necesita un trabajo puede trabajar en otro lugar o de forma independiente sin problemas legales. La única solicitud a esto es que no existan una competencia entre el trabajador y su antiguo empleador.

Reincorporación a la empresa

Una vez que acabó el lapso previsto para la excedencia voluntaria, el trabajador debe solicitar la reincorporación laboral de forma anticipada; de lo contrario perderá cualquier oportunidad. La ley permite que el trabajador se presente en el trabajo un día después de acabar el cese temporal; sin embargo, se recomienda notificar por escrito la reincorporación laboral.




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *