regalos de boda

¿Hay que pagar a Hacienda por los regalos de boda?

20
Puntúa esta Información

Después de tres años de noviazgo, María y Pablo han decidido casarse. Desde hace mucho habían esperado este momento que, por fin, ha llegado. Los preparativos de la boda, el vestido de la novia y todo lo relacionado al festín, han sido un éxito. Los amigos y familiares de los recién casados están allí para ser testigos del momento. Al pasar los días, los esposos recibieron una sorpresa: inspectores de Hacienda han llegado a casa a pedir facturas de celebración. Han solicitado los sobres con dinero efectivo, transferencias y todo lo que esté relacionado con los regalos de la boda.

Tal y como le ha pasado a María y Pablo, mucho españoles han vivido este mismo escenario. ¿Está Hacienda investigando las bodas? El tema ha cogido revuelo en España y son millones los que se preguntan si hay que pagar impuestos por los regalos de boda. La realidad es que, nada se escapa de las manos de Hacienda. El Impuesto de Sucesiones y Donaciones asume un rol fundamental en este tema. Aquí vamos a despejar tus dudas.

¿Hay que pagar impuestos por los regalos de boda?

impuesto por regalo de bodas

Empezamos con la duda central. Y es que, después de responderla, te explicamos el porqué de esa respuesta. Pero, aunque parezca insólito, la respuesta es sí, sí hay que pagar impuestos por los regalos de boda. Hacienda y las bodas se toman de mano más de lo crees. Y en este festín, la Agencia Tributaria siempre se lleva su pedazo de pastel. En este caso, el pastel son todos los obsequios recibidos.

Las responsabilidades tributarias están en todos lados. Cuando menos lo esperes, debes pagar a Hacienda. Después de ser afirmativa la duda principal, es lógico que surjan otras como: ¿Por qué debo pagar? ¿Cuánto tengo que abonar? El porqué lo explicaremos más adelante. Queremos enfocarnos, de momento, en cuál es la cuantía.

En este caso, muchas personas forjaron ciertos mitos en torno. Se tiene la creencia que tras superar un regalo de tres mil euros es cuando debes pagar el impuesto. La verdad es que no existe, legalmente, una cuantía específica. No hay un mínimo exento fijado por la entidad. Eso quiere decir que todo regalo o donación debe tributarse. Esta premisa en válida en cualquier circunstancia, no solo para bodas.

Un regalo en efectivo o transferencia a un hijo por su cumpleaños también debe tributarse ante la Declaración de la Renta. Si no lo sabías, aquí hemos preparado un artículo especial para ti sobre ese tema:

Leer: Cuánto dinero se puede dar a un hijo sin pagar impuesto.

El Impuesto de Sucesiones y Donaciones

impuesto

El Impuesto de Donaciones y Sucesiones es el responsable de este importe. La legislación española establece que, si bien es cierto que es un impuesto, él grava dos acciones totalmente distintas: las sucesiones, que tienen relación con las herencias y las donaciones, que es nuestro tema central.

El impuesto es directo y debe pagarlo la persona receptora de la herencia o la donación. En este caso, los novios que recibieron los regalos de boda. Debes tomar en cuenta que este tributo no solo aplica a los regalos en dinero, sino también a los bienes u objetos concedidos.

Debes tener en cuenta que este impuesto no está regulado directamente por Hacienda, sino que cada Comunidad Autónoma establece leyes específicas sobre este tributo en su región. Por ello, es muy común que, encuentres que la tasa por él varíe dependiendo de la región en donde se abone.

¿Cuántos impuestos debes pagar por tu boda?

Como antes mencionamos: Todo dinero o regalo debe ser tributado ante el impuesto de donaciones. No existe un máximo o mínimo exento para evadir este trámite. No intentes hacerle un fraude a Hacienda porque te costará mucho más de lo que has pensado. Recuerda que la Agencia Tributaria recibe información de tus movimientos bancarios y cualquier sospecha la va a confirmar. Lo ideal es averiguar, según tu comunidad autónoma, cómo se regula esta obligación tributaria.

Aunque las reglas básicas del impuesto las rige cada región, aquí te indicaremos factores que pueden influir con la cuantía a pagar:

  • El parentesco que tengas con el donante. La reducción es menor si se realiza entre padres e hijos. Aumenta si las donaciones se realizan entre hermanos, tíos, primos y más.
  • En caso de ser un bien, el tipo de inmueble recibido.
  • La cuantía del patrimonio que poseían los novios antes de los regalos de boda.
  • Las edades de los receptores de la donación.

Razones adicionales para que Hacienda inspeccione los regalos de boda

Uno de los motivos por los que, la Agencia Tributaria solicita las facturas de las bodas es para comprobar que los proveedores de la misma están declarando todos sus ingresos. Es muy común que, estos facturen una cuantía en específico y cobrar el resto de forma ilegal. Esta manera los ayuda a evadir impuestos y Hacienda hace muy bien su trabajo para evitar fraudes.

Cuando nos referimos a proveedores hablamos de: fotógrafos, organizadores de boda, encargados de la preparación de la comida, grupos de música en vivo, floristería y más. Es por ello que, al momento de organizar una boda debes tener en cuenta que las empresas que contrates estén solventes con Hacienda.

Lo importante de todo esto es que, estas son acciones muy específicas de Hacienda. Es decir, no hay un plan a nivel nacional que obligue a hacer este tipo de inspecciones. Solo ocurrirá cuando la institución perciba un posible fraude.

Recomendaciones para evitar inconvenientes con Hacienda

  • No ingreses grandes cantidades de dinero en el banco. Esto sería motivo de alerta para Haciendo y uno para inspeccionarte.
  • Nunca abones una factura superior a 2.500 euros en dinero metálico.
  • Es mejor recibir dinero en transferencia, pero en pequeñas cantidades. Sin embargo, ten presente que Hacienda puede ver todos estos movimientos.
  • Guarda los recibos y facturas de todo lo relacionado con tu boda por cuatro años.


Soy licenciado en Derecho desde el año 2005. Desde entonces he desarrollado mi actividad profesional en el despacho de Loustau Abogados. Especializado en la defensa de las administraciones públicas así como en la de los intereses particulares. En la jurisdicción penal, especializado en la defensa de delitos de la más variada índole, desde los delitos contra las personas hasta los relacionados con el patrimonio y los económicos.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

error: El Contenido esta protegido !!