pensión compensatoria divorcio

Pensión Compensatoria • Requisitos y pasos para obtenerla

52
Pensión Compensatoria • Requisitos y pasos para obtenerla
5 (100%) 1 vote[s]

En algunas relaciones de parejas pueden surgir diferencias que terminan en una separación o divorcio. Para enfrentar legalmente dicha situación es necesario que cada una de las partes involucradas conozca bien sus derechos. Entre estos se encuentra la pensión compensatoria. Este beneficio es un derecho personal que ayuda al cónyuge que carece de ingresos para cubrir sus necesidades básicas tras un desequilibrio económico. En este orden de ideas, se debe tener claridad para no confundir la pensión de alimentos y la pensión compensatoria. Son beneficios diferentes y se toman en cuenta elementos distintos para su determinación.   

Antes de entrar en materia, es fundamental aclarar que la pensión compensatoria tiene como finalidad la retribución al desequilibrio económico que soporta una de las partes después de la ruptura. Así, se garantizará que la parte afectada pueda seguir disfrutando del nivel de vida que tenía durante el matrimonio. Continúa leyendo, en las siguientes líneas te contaremos más sobre este tema.

¿Qué es la pensión compensatoria?

La pensión compensatoria es un beneficio legal que tiene uno de los cónyuges. Este, por lo general, es aquel que percibe menos rentas. La ayuda nace como desenlace de la separación o divorcio, y este le produce un desequilibrio económico comparado con la posición del otro. Así, tiene derecho a una compensación que representa una pensión temporal, por tiempo indefinido o una prestación única. La pensión es establecida según el convenio regulador o sentencia. Dicho beneficio se encuentra enmarcado en el artículo 97 del Código Civil.

En este sentido, se puede decir que este tipo de pensión es una especie de herramienta o instrumento legal que sirve como corrector del deterioro económico que ha sufrido una persona tras la ruptura de su relación conyugal. Una indemnización alimentaria para aquel cónyuge que no trabajo durante su relación marital por estar atendiendo otros intereses comunes de ese momento. Situaciones como cuidar del establecimiento de la pareja, atender a los hijos o cuidado del hogar.  Una recomendación amplia es tener la asesoría de un experto, de un abogado especialista en tema matrimoniales.

No existirá el derecho de solicitud de la pensión compensatoria cuando quede demostrado que ambas partes poseen suficientes bienes patrimoniales e ingresos económicos para continuar con un nivel de vida estable, similar a la que tenían cuando vivían en matrimonio. Es un derecho que tiene el individuo bien sea dentro de la ruptura de un matrimonio como de parejas de hecho. Aunque hay que destacar que la pensión compensatoria para rupturas de matrimonio y en parejas de hecho no son similares. Veamos como es el procedimiento de esta pensión en la ruptura de matrimonios.

Determinación de la pensión compensatoria

El requisito básico para la determinación de la pensión compensatoria es la demostración del deterioro o desequilibrio económico para una de las partes involucradas en la ruptura matrimonial. Es por ello que la Sentencia del Tribunal Supremo de 19 de enero de 2010 establece y se cita textualmente lo siguiente:

…Para determinar la existencia de desequilibrio económico generador de la pensión compensatorio debe tenerse en cuenta básicamente y entre otros parámetros, la dedicación a la familia y la colaboración con las actividades del otro cónyuge, el régimen de bienes a que ha estado sujeto el patrimonio de los cónyuges en tanto que va a compensar determinados desequilibrios y su situación anterior al matrimonio…

Requisitos:

Según lo citado anteriormente, el juez encargado del caso y a falta de acuerdo mutuo entre los cónyuges, recurre al Artículo 97 del Código Civil para determinar la pensión compensatoria y su importe teniendo presente los aspectos como:

  • Los acuerdos preestablecidos entre los cónyuges.
  • La edad y el estado de salud.
  • Nivel profesional y posibilidades de acceso a un empleo.
  • Dedicación que tenía en el pasado y futuro de la familia.
  • Compromiso y dedicación en la atención de las actividades comerciales del cónyuge.
  • Tiempo de duración del matrimonio y de la relación conyugal.
  • Si presenta una pérdida de pensión eventual o derecho a uno.
  • El caudal y los medios económicos en comparación con las necesidades reales de uno y otro cónyuge.
  • Cualquier otro aspecto que se considere importante para la determinación de la misma.

¡Importante! Este derecho debe ser reclamado en el mismo instante en que se origina la ruptura matrimonial. De lo contrario, se puede perder el derecho a solicitarlo.

Cuantía de la pensión compensatoria

La cuantía de la pensión compensatoria la fijará única y exclusivamente el juez. Después de haber analizado los ingresos y los bienes de la persona que tiene la obligación de cumplir con esta pensión. Hay que destacar que, en la legislación española no existe un cómputo o cálculo definido.  En este sentido, un juez no tiene una guía al momento de aplicar este subsidio. La fórmula utilizada es: los ingresos del cónyuge que debe abonarla menos los gastos del cónyuge que debe recibirla. La misma deberá ser incrementada anualmente, según lo establezca la variación del IPC.

Modificación de la pensión

Esta compensación puede ser modificable cuando el cónyuge beneficiario mejora económicamente y el que está obligado al pago empeora económicamente. También puede darse el caso de que, las circunstancias iniciales que el juez tomó en cuenta para la asignación de la pensión, hayan presentado un cambio sustancial. Es posible la modificación de este beneficio si la persona emisora del pago tiene nuevos hijos, situación que obligue a calcular de nuevo de la manutención.

Tiempo de duración de la pensión

Uno de los análisis que lleva más tiempo es la duración de esta pensión. Existen muchas causas que determinan su tiempo, donde la misma puede ser temporal, a largo plazo o indefinida. Veamos la siguiente tabla:

tabla compensatoria

A través de la tabla anteriormente presentada, se puede determinar si la pensión va a ser temporal o vitalicia. Otra de las interrogantes que surge es saber si el beneficiario puede renunciar a ella o no. Respecto a este punto, puede presentarse el caso de que el emisor de la pensión otorgue un bien que compense económicamente el pago de la pensión, y el beneficiario de la misma puede recibirlo sin asumir el riesgo de que la pensión quede extinguida. En todo caso, es mejor contar con la asesoría de un abogado experto en este tipo de situaciones para conseguir siempre el mejor resultado con el menor riesgo. Ya sea en el caso de que esté recibiendo la pensión o para no seguir pagando la misma.

Otros aspectos importantes a considerar

¿Qué sucede si no pago la compensación?

Si la persona obligada a abonar los pagos establecidos por el juez para la pensión no lo hace, está catalogado como un delito de abandono de familia. Presentando una sanción de tres meses hasta un año de prisión. Según la gravedad del caso, se puede adjudicar una multa de seis a 24 meses de la cuota de la pensión.

¿Se puede perder la pensión compensatoria?

La pensión se puede perder cuando se demuestre que el beneficiario presenta una convivencia real y de duración con otra persona. Puede ser que no vivan juntas, pero si se frecuentan las visitas de la expareja a una nueva persona de forma habitual. También, al presentar una relación nueva, duradera y permanente. Donde ambas partes están en conocimiento de la misma.

Es lo que se conoce como una nueva vida marital; ya sea de forma continua o discontinua, pero mantiene una relación igual a como si fuesen cónyuges. Bajo este contexto, se podría demostrar que el excónyuge persiste en una relación sentimental estable y pública con convivencia se puede gestionar la anulación de la pensión compensatoria.

Para finalizar podemos decir que la pensión compensatoria puede extinguirse siempre y cuando ocurra los siguientes supuestos:

  • Fin de la causa que lo originó.
  • Si el cónyuge beneficiario de la misma contrae matrimonio.
  • Por vivir el cónyuge beneficiario con otra persona.

Si has comprendido todo lo que hemos expuesto en estas líneas, seguro cuentas con un mayor conocimiento respecto a este tema. Pero si tienes dudas, recuerda nuestra recomendación de contratar a un abogado experto en este tipo de casos para tener éxito en la gestión que estés realizando.



Soy licenciado en Derecho desde el año 2005. Desde entonces he desarrollado mi actividad profesional en el despacho de Loustau Abogados. Especializado en la defensa de las administraciones públicas así como en la de los intereses particulares. En la jurisdicción penal, especializado en la defensa de delitos de la más variada índole, desde los delitos contra las personas hasta los relacionados con el patrimonio y los económicos.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

error: El Contenido esta protegido !!