Días impeditivos y no impeditivos

Días impeditivos y no impeditivos • ¿Cuál es la diferencia?

70
Días impeditivos y no impeditivos • ¿Cuál es la diferencia?
5 (100%) 1 vote[s]

Si has tenido un accidente y estás en proceso de solicitar una indemnización de seguro escuchaste sobre los días impeditivos y no impeditivos. Es posible que tengas algunas dudas en relación con los términos. Lo importante que debes tener en cuenta es que, cada uno es determinante para definir el pago de la indemnización. La variante de cada uno puede alterar de forma significativa la cuantía. La compensación está enmarcada, principalmente, por la incapacidad temporal y luego permanente.

La incapacidad temporal se define por el tiempo que tarde la persona en curarse. Esto cuenta desde que ocurre en incidente hasta que está completamente sano. En ellos se contabilizan los días de hospitalización y los días impeditivos y no impeditivos. Si quieres saber más sobre el tema, continúa leyendo. En las siguientes líneas te vamos a explicar todo lo que necesitas saber.

¿Qué se toma en cuenta para el cálculo de la indemnización?

hospitalización

Antes de explicar qué son los días impeditivos y no impeditivos, hablemos un poco sobre el proceso que transcurre una persona y que se toma en cuenta para la indemnización. Como ya explicamos, el cómputo de estos días es de suma importancia establecer una cuantía. Cuando una persona sufre un accidente de tránsito o un incidente que le haya provocado lesiones, lo primero que se debe hacer es ir al hospital.

En el supuesto de que el ciudadano haya sufrido un accidente de tránsito y no haya sido su culpa. Además, resultó gravemente lesionado, tiene derecho a reclamar una compensación. Si quieres saber más sobre este tema, aquí te dejamos una guía sobre cómo reclamar una indemnización por accidente de tránsito. Después de ir al hospital y que inicie su proceso para pedir una compensación, comienza el trámite para cuantificar el beneficio. En este lapso intervienen dos factores -que se subdividen- que son determinantes en el cómputo:

Incapacidad temporal

En este caso se toma en cuenta todo lo relacionado a la imposibilidad de retomar las actividades cotidianas de forma temporal como consecuencia del accidente. Para el cálculo de la cuantía se estima desde el día del accidente hasta que la persona se cura por completo. Entre todos ellos se toman en cuenta:

  • Los días de hospitalización.
  • Los días impeditivos y no impeditivos.

Si quieres saber más sobre todo lo que significa una incapacidad temporal y cómo pedir una prestación por ello, te dejamos este artículo sobre cómo solicitar la pensión por incapacidad temporal.

Aunque parezca obvio, los días de hospitalización son aquellos en los cuales estuviste internado por causa del accidente. Al salir de él, comienza la evaluación para determinar si estos días se cuentan como impeditivos o no impeditivos. Las aseguradoras aprovechan la confusión y desinformación sobre ellos para abonar menos en las indemnizaciones.

Incapacidad permanente

En este aspecto se toman en cuenta las secuelas de por vida que las persona tenga como consecuencia del accidente. Aquí te dejamos un artículo que trata más a profundidad la incapacidad permanente y cómo pedir una pensión por ella.

¿Qué son los días impeditivos y no impeditivos?

diferencias

De lo anteriormente explicado radica la importancia de tener claro ambos conceptos. Lo ideal es conocer con exactitud lo que refieren para estar atentos al momento en el que se calcula la compensación. Para ello, aquí te explicamos con lujo de detalles lo que significa cada uno y cuáles son las diferencias que debes tomar en consideración.

Días impeditivos

La mayoría de las personas entienden por días impeditivos aquellos en los cuales no se puede realizar actividades laborales. Es por ello que no debe confundirse con la baja laboral. La realidad es que estos días son aquellos en los que, por causa del dolor o la lesión, la persona afectada no pueda realizar sus actividades cotidianas con regularidad. Es por esta razón en las que entra el conflicto cuándo algunos días pueden incluirse en este grupo o no.

Hay casos en los que, los días de hospitalización se cuentan entre los impeditivos porque hace referencia a que está incapacitado para volver a su rutina natural. Pero en otro no. Esto porque la persona se encuentra hospitalizada para recibir un tratamiento o cuidados específicos. Sin embargo, esto no le impediría volver al trabajo. Es por ello que, es de suma importancia aclarar que solo se contabilizan los días en los que la persona no puede realizar las actividades más básicas como caminar, comer, bañarse por sí mismo como lo hacía con regularidad por causa del accidente.

Vale destacar que el cómputo de estos días es de importancia para la cuantía final de la indemnización. Es por ello que las aseguradoras batallan diariamente para no incluir por completo o poner pretextos en relación con estos días. Es importante decir, además, que los días de reposo siempre se contarán como días impeditivos.

Días no impeditivos

Los días no impeditivos son aquellos en los que, tras salir del hospital, la persona no está imposibilitada a volver a sus actividades regulares. Ojo, estamos hablando de actividades regulares, no laborales. En este punto, es posible que, depende del caso, haya actividades que no se puedan realizar por completos, pero sí las más básicas. En este sentido, la confusión toma control de los lesionados y demandan días impeditivos aquellos que no lo son.

Para hacer más gráfico el ejemplo, imaginemos a una persona hacía ejercicio con regularidad. Después del accidente -durante estos días- no puede hacerlo. O lo tomará cierto tiempo retomar el ritmo deportivo que tenía. En estos casos, los demandantes quieren incluir esta incapacidad como días impeditivos y, en realidad no lo son. Basándonos en este ejemplo ficticio, pero tan real a la vez, solo se consideran estos casos cuando la persona era un atleta o tenía un ritmo de vida que dependía del entrenamiento físico. Por ejemplo, un militar o efectivo de seguridad.

Cerrando este concepto, en líneas generales, los días no impeditivos son aquellos en los cuales aún sientes molestias, dolor y posees ciertas dificultades, pero ellas no te impiden hacer las actividades más básicas del ser humano.

¿Qué tienen en común estos días?

Después de conceptualizar cada término y ver en ellos las diferencias, notamos pequeños matices que los unen y provocan la confusión en los demandantes de indemnizaciones. Es por ello que, para terminar de aclarar todo el contexto de estos días, aquí te haremos una breve lista de cosas en común que poseen ambos términos:

  • Sirven para establecer una línea de tiempo y recuperación -o desmejora- física desde el accidente hasta la fecha actual.
  • Los dos términos sirven contabilizar los días que se incluirán en el cómputo final de la indemnización.
  • Están condicionados a la situación específica de cada paciente. Es decir, no existe una lista que defina qué actividades se incluyen en cada día para establecer o definir cómo llevar el caso.

Sobre los días de reposo

sobre los días de reposo

Otra confusión que existe en torno a este mismo tema es si incluir o no lo días de reposo como impeditivos. La respuesta es sí. Todos los días de reposo se contabilizarán como días impeditivos. Sobre todo, si a la persona se le indica tomar un reposo absoluto para mejorar la lesión.

En caso de que una persona sí pueda realizar, aunque con dificultad, sus actividades básicas, no requerirá un reposo médico, por ende, estos días se anexarán a los no impeditivos.

Consideración del Baremo 2016

Desde 1995 hasta 2015 las normas para establecer una indemnización se rigieron de una forma en específica. Todo cambia con la entrada en vigencia del Baremo 2016 que, entre sus tantas reformas incluye a los días impeditivos y no impeditivos. La verdad es que elimina estos dos conceptos del cálculo y, únicamente, atiende toma en cuenta las lesiones temporales y secuelas que deja el accidente para ser computadas. Para establecer las secuelas no toma en cuenta la edad, el sexo o la repercusión de ella en el lesionado. Por el contrario, se considerará la disminución en la calidad de vida, gastos en medicinas y tratamientos para la mejor del lesionado.



Soy licenciado en Derecho desde el año 2005. Desde entonces he desarrollado mi actividad profesional en el despacho de Loustau Abogados. Especializado en la defensa de las administraciones públicas así como en la de los intereses particulares. En la jurisdicción penal, especializado en la defensa de delitos de la más variada índole, desde los delitos contra las personas hasta los relacionados con el patrimonio y los económicos.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

error: El Contenido esta protegido !!