cómo facturar sin ser autónomo

¿Cómo facturar sin ser autónomo? • Pasos, sanciones y recomendaciones

66
Puntúa esta Información

La cuota de autónomo es un dolor de cabeza para aquellas personas que deciden trabajar por cuenta propia. Esto, sin duda alguna, es una alternativa para ganar dinero extra. En algunos casos, se trata de trabajos de fin de semana como ayudar con las tareas a un particular. Con frecuencia se piensa que este tipo de trabajos podría pasar desapercibido. Sin embargo, ciudadanos que ejecutan cualquier tipo de trabajo por cuenta propia se preguntan y temen por los riesgos de facturar sin ser autónomos. Los cuales podrían enfrentar a sanciones en caso de que Hacienda se percate de la situación.

Si eres de estas personas, seguramente quieres saber cómo facturar sin ser autónomo. Si esto es posible y en caso contrario, los riesgos que se asumirían. Es importante aclarar que el gobierno de España en el 2018 fijó como cuota mínima para el cargo de autónomo 919,80 euros. Para muchas personas que trabajan sin ser autónomos representa una cifra muy elevada de conciliar de manera mensual. Esto, porque sus ingresos no cubren esa cuota. Sin embargo, aunque insólito, para Hacienda un empleado de 40 horas semanales tiene la misma figura que uno de cuatro horas independientes. A continuación te daremos todos los detalles sobre el tema para que despejes dudas y con ello sepas cuáles serían los peligros que asumirías en caso de facturar sin ser autónomo.

¿Qué se necesita para facturar sin ser autónomo?

trámites

Es importante tener en cuenta que para trabajar y facturar sin ser autónomo de manera legítima existen dos opciones. La persona en cuestión, si tiene bajos ingresos, debe darse de alta en Hacienda pero no en la Seguridad Social. Con esta acción podrá realizar por cuenta propia sus facturas, teniendo que efectuar la declaración de impuestos. Cabe destacar que, esta modalidad, solo es para aquellos ciudadanos con ingresos bajos. Otra de las opciones para llevar los trabajos por cuenta propia es el sistema de cooperativas de trabajo asociado o de impulso empresarial. Se necesita que ocurran simultáneamente los siguientes dos aspectos para facturar sin ser autónomo:

  1. No ejecutar la actividad habitualmente.
  2. Ingresos menores al Salario Mínimo Interprofesional (1.050 euros / mes).

En caso de que se cumplan esos dos aspectos, puedes facturar sin ser autónomo. En caso de que las facturas sean realizadas por la misma cantidad económica y todos los meses, se considerará, aunque sean pocas, que la actividad laboral es habitual. Esto, puede ocasionarte problemas.

¿Cuándo se factura sin ser autónomo?

documentos

Según las normas, quienes desarrollen una actividad económica a título lucrativo de forma habitual, personal y directa, sin contar con una contratación para ello, debe darse de alta en el Régimen Especial de Trabajadores Autónomos (Reta). Sin embargo, existe mucha duda sobre qué es lo que se considera como un trabajo habitual. Se cree que es necesario saber las definiciones respectivas para poder interpretar de manera correcta la ley y evitar inconvenientes en el proceso.

Como mencionamos anteriormente, pareciera que en la Seguridad Social no se establecen diferencias para quienes se dedican a trabajar los fines de semana -dando clases, por ejemplo- y para aquellas personas que trabajan en su negocio durante unas 40 horas semanales. Esta es considerada una situación injusta que origina, en ocasiones, que se involucren abogados para poder llevar el caso. Hay jueces que dan la razón y estos pueden disfrutar de los beneficios correspondientes. Sobre todo, esto ocurre cuando se demuestra que efectivamente, los ingresos económicos del trabajador por cuenta propia son menores al salario mínimo interprofesional que, anualmente, es de 12.600 euros.

¿Cuáles son los peligros de facturar sin ser autónomo?

De no cumplir con todos los requisitos para poder facturar sin hacer el pago de las cuotas de autónomo, deberás asumir sanciones y multas por la Inspección de Trabajo, como parte de los peligros. Lo que normalmente se hace -en estos casos- es pagar las cuotas mensuales desde el momento en el que te diste de alta en Haciendo. A ese monto, deberá aplicarle un recargo de 20 por ciento. No habrá opción a la tarifa plana. De igual manera, sugerimos consultar a un experto (abogado) en el tema para que pueda ayudarte con todas tus dudas.

¿Cuáles son las obligaciones que se tendría con Hacienda?

Si se trata de hacer una factura legal, es necesario cumplir con todas las obligaciones tanto con la Seguridad Social como con la Agencia Tributaria. Es una manera de no tener que verse perjudicado con sanciones ni multas. Para comenzar a hacer las facturas sin se autónomo es necesario -como ya mencionamos- darse de alta en Hacienda, lo cual no tiene ningún tipo de coste.

Una vez que hayas realizado todos los trabajos se debe hacer la declaración de los ingresos obtenidos con la actividad desarrollada por el Impuesto al Valor Agregado (IVA) e Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas (IRPF).  Para este trámite deberá hacerse uso de los modelos 036 y 037.

En caso de que no desees hacerte cargo de las declaraciones de impuestos, bien sea el IVA o el IRPF, una de las soluciones más viables es trabajar de forma legal con las cooperativas de trabajo asociado o de impulso empresarial. De esa forma, muchos trabajadores acuden a terceros para que facturen en su nombre. En este sentido, solo hace falta pagar una cuota inicial. Además de los gastos de gestoría por cada emisión de factura y finalmente, el cobrar al cliente los impuestos que correspondan. Sin embargo, será la cooperativa quien se encargará de hacer la declaración pertinente. Algunas de estas cooperativas de trabajo asociado o de impulso empresarial son Coopart, la cual está destinada a creativos y artistas y creativos), mientras que para técnicos y profesionales está disponible Tecnicoo.

Otros autónomos eligen darse de alta en el Régimen Especial de Trabajadores Autónomos (Reta) durante algunos meses al año. Con ello, realizan las facturaciones correspondientes en el tiempo en cuestión. Es un mecanismo considerado por quienes ya han sido autónomas. Las cuales no admiten tarifa plana. Esperamos haber aclarado tus dudas sobre el tema.



Soy licenciado en Derecho desde el año 2005. Desde entonces he desarrollado mi actividad profesional en el despacho de Loustau Abogados. Especializado en la defensa de las administraciones públicas así como en la de los intereses particulares. En la jurisdicción penal, especializado en la defensa de delitos de la más variada índole, desde los delitos contra las personas hasta los relacionados con el patrimonio y los económicos.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

error: El Contenido esta protegido !!