permisos retribuidos

Requisitos y Tipos de Permisos Retribuidos

16
Puntúa esta Información

Como trabajador seguramente sabrás que puedes optar por diferentes clases de permisos. Existen permisos retribuidos y no retribuidos, pero el día de hoy nos enfocaremos en los primeros que son los que poseen más variables.

Un permiso retribuido es aquel en el cual no se deja de percibir el salario al ausentarse del puesto de trabajo. Dependiendo del permiso solicitado las condiciones serán diferentes, y por eso es bueno conocer cada tipo de permiso.

Si te interesa saber si puedes optar por este tipo de permisos, entonces te invito a seguir leyendo, te aseguro que encontrarás la información que estabas buscando.

¿Qué son los permisos retribuidos?

Es importante tener muy claro el concepto de los permisos retribuidos, porque en algunas ocasiones es un concepto que puede estar errado. Este tipo de permiso te permite ausentarte del trabajo, pero seguirás percibiendo el salario como si acudieras a trabajar con normalidad.

Sin embargo, es muy importante tener en cuenta que estos permisos se deben solicitar con previo aviso, con algunas excepciones cuando sea imposible hacerlo. Estos permisos están regulados por los diferentes convenios colectivos.

Estos permisos deben justificarse ante la empresa, por lo tanto, debe existir una razón justificada para optar por estos permisos. En general, existen varios tipos de permisos retribuidos dentro de los que encontramos:

Permiso por Matrimonio

Se trata de un permiso de 15 días laborables en los cuales una pareja puede casarse o formalizar una unión de hecho. Estos 15 días pueden ser ampliables dependiendo del convenio colectivo que esté rigiendo el puesto de trabajo.

Es importante tener en cuenta que este permiso comienza a contar desde el día del matrimonio, y para justificarlo es indispensable presentar el acta o documento que acredite la unión. En este caso no se computarán los días no laborables como días de permiso.

Permiso por nacimiento de un hijo

Este permiso aplica tanto por maternidad como por paternidad, y el empleado puede acogerse a este beneficio cuando nazca su bebé. Sin embargo, es importante consultar los días que se pueden tomar mediante este tipo de permiso que estén legalmente contemplados. En estos permisos tampoco se computan los días no laborables para el trabajador.

Fallecimiento, Accidente o Enfermedad Grave de un familiar

En el caso de que se presente cualquiera de estas situaciones el empleado tiene derecho a dos días de licencia retribuida. Al igual que sucede con la licencia por hospitalización, se otorgarán 4 días en el caso de que sea necesario un desplazamiento. En ningún caso se computarán los días no laborables como parte del permiso.

Permiso por mudanza

Este es uno de los más comunes entre los trabajadores, siendo un permiso de un único día para los trabajadores que necesiten trasladarse de domicilio. Dependiendo de la empresa, puede ser posible que se soliciten documentos que acrediten el cambio de domicilio como el certificado de empadronamiento o el contrato de arrendamiento.

Permiso por deberes ciudadanos

Este es un permiso que se otorga para hacer trámites y cumplir con los deberes del ciudadano. En la mayoría de los casos este permiso se concede para ir a votar.

Permiso por función sindical

En el caso de que el empleado sea el representante de los trabajadores, este tendrá derecho a una licencia retribuida que está regulada por el convenio colectivo. En la mayoría de los casos, estos permisos retribuidos suelen calcularse en base al número de trabajadores a cargo.

Cuando se tienen 100 empleados a cargo el permiso será de 15 horas, y así irá aumentando, hasta un período máximo de 40 horas al mes, en el caso de manejar más de 750 empleados. Los tiempos se pueden modificar dependiendo del convenio colectivo por el cual se rija la empresa.

Permisos por exámenes prenatales

En el caso de que una trabajadora se encuentre embarazada, es indispensable que acuda a sus exámenes prenatales, y normalmente estas coinciden con la jornada laboral. En estos casos se tendrá una licencia por el tiempo necesario para hacer estas preparaciones.

Esta licencia debe ser justificada a la Seguridad Social, mediante la presentación de un certificado de los exámenes realizados. También se deben presentar los certificados de las clases de preparación para el parto como un justificante de la licencia.

Permisos por exámenes

Este tipo de permiso aplica para los estudiantes, y se trata de un permiso retribuido por el tiempo necesario para presentar los exámenes necesarios derivados de sus estudios.

Permisos especiales

Estos permisos aplican dependiendo del convenio colectivo que aplica para cada uno de los trabajadores. Estas pueden incluir diferentes motivos estipulados por el sector para otorgar permisos retribuidos.

También existe la posibilidad de pactar la duración de las licencias de maneras diferentes directamente con el empresario. Pero esto debe estar detallado en la sección de anexos del contrato laboral.

En todos los casos que te he presentado, debes tener presente que se debe dar aviso a la empresa que te ha contratado, porque de esta manera se podrá tener el permiso sin ningún tipo de problema.

¿Cuándo un permiso es no retribuido?

Según se ha establecido en la ley laboral, los cargos electivos en las organizaciones sindicales más representativas deben optar por permisos no retribuidos. Es decir, deben desarrollar algunas actividades propias de su cargo sin tener ningún tipo de remuneración por ellas.

Este tipo de permiso puede ser limitado en función de las necesidades que tenga el proceso productivo de la empresa. Todo esto se debe estipular en el contrato laboral y en los convenios colectivos.

¿Cómo se solicitan los permisos?

Sin importar si se trata de permisos retribuidos o no retribuidos, no existe un procedimiento establecido para hacer la solicitud de manera formal. Es recomendable presentar siempre una solicitud por escrito para que la empresa autorice la licencia en todos los casos.

Siempre se debe llegar a un pacto entre el trabajador y el empleador, en el caso de que se requieran permisos adicionales. Pero siempre que se trate de una licencia retribuida, es indispensable que se presente la documentación que pueda acreditar la situación del trabajador, y los motivos por los cuales requiere este tipo de licencia.




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *