Modelo 806

¿Qué es y cuándo se usa el Modelo 806?

207
Puntúa esta Información

Se debe tener en cuenta que existen muchos modelos que sirven para diferentes cuestiones legales. Hoy te vengo a hablar específicamente del Modelo 806, el cual está directamente relacionado con la fianza en el alquiler de un piso.

Este se aplica en las diferentes comunidades autónomas, y busca asegurar el cumplimiento de las obligaciones del contrato de alquiler. En muchos casos se debe depositar al arrendador una garantía económica, la cual es denominada Fianza, y esta se formaliza mediante este formato.

¿Qué objetivos tiene el Modelo 806?

La finalidad principal de este modelo, es que se tenga un fondo con el cual se puedan cubrir los daños o los desperfectos ocasionales. Estos se tienen en cuenta una vez que finalice el contrato de arrendamiento y se haga una evaluación del inmueble.

En todos los casos según establece la Ley 29/1994, se debe presentar la fianza en metálico, importe que equivale a una mensualidad de la renta, en el caso de que sea para vivienda. Si se va a dar un uso diferente al inmueble, se deben considerar hasta dos mensualidades para cubrir estos gastos.

Cuando se establece un valor de la fianza en el Modelo 806, se debe tener en cuenta que este no podrá variar hasta que se culmine el contrato. Sin embargo, cuando el contrato finalice, si el inquilino quiere prorrogar el contrato, el arrendador podrá solicitar que se aumente o se baje el importe dependiendo de las necesidades.

Se debe tener en cuenta que, el importe que se aportará como fianza, es un importe que no se tocará a menos que existan daños en el inmueble. Por lo tanto, en el caso de que no sea necesario, este se devolverá completo cuando se finalice el contrato de arrendamiento.

¿Qué tener en cuenta antes de cumplimentar el modelo?

En este modelo se solicitarán todos los datos del inmueble, además del arrendador y el inquilino. Además, se deben tener algunos documentos adicionales que servirán tanto para cumplimentar el modelo, así como documento de soporte adicional los cuales son:

  • Contrato de arrendamiento
  • Datos completos de identificación del casero y el inquilino
  • Número de referencia catastral del inmueble

Una vez que se tiene lista la documentación se debe presentar junto con el Modelo 806, para que se pueda legalizar el trámite. Para esto existen dos formas:

Trámite presencial

Este trámite requiere hacer la presentación de la documentación directamente en una de las oficinas de la Consejería de Hacienda, Industria y Energía. En cada comunidad autónoma existen varias oficinas a las que puedes acudir de manera presencial.

En estos casos se debe presentar adicionalmente:

  • Contrato de arrendamiento en original y en copia
  • Original del Modelo 806 debidamente cumplimentado
  • Fotocopia del NIE o del DNI según sea el caso
  • Documento donde se justifique la referencia catastral
  • En el caso de que la persona arrendadora no haga el trámite, se debe presentar una autorización a un tercero

Una vez que se presentan todos estos documentos, la fianza ya quedará formalizada y se tendrá seguridad de que la fianza se encuentra en vigor por cualquier problema que pueda surgir.

Trámite telemático

En el caso del trámite telemático, este sólo está disponible si se tiene un certificado digital vigente. Para hacer el trámite telemático debes ingresar en la plataforma correspondiente, por ejemplo debes hacer clic aquí para Andalucía, y por lo general te aparecerá una pantalla así:

Modelo 806

Allí se puede hacer el pago del modelo, pero es indispensable tener el certificado digital vigente. Para el caso del Modelo 806, se debe presentar toda la documentación expresada en el punto anterior digitalizada, porque será solicitada para formalizar el registro de la fianza en el sistema.

Como puedes ver, el procedimiento es muy sencillo de realizar, y de esta manera el arrendador estará completamente seguro de que su inmueble no vaya a tener ningún problema.

¿Cuándo se pierde la fianza?

Según lo que se ha establecido en la última norma, los contratos firmados después del 6 de junio de 2013, y que hayan diligenciado el Modelo 806, el inquilino puede perder la fianza en los siguientes casos:

  • No entregar la vivienda como la alquiló
  • Existen daños en la vivienda por un mal uso cuando se ha finalizado el contrato
  • El inquilino abandona la vivienda sin finalizar el contrato. La vivienda se puede dejar únicamente después de 6 meses de contrato y avisando con una anterioridad mínima de 30 días.
  • Se ha dejado de pagar alguna de las rentas

Se debe tener en cuenta que, la fianza no debe quedársela el casero. Esta debe ser depositada en el organismo competente, y cualquier trámite que se desee realizar se hará por la vía judicial, con la demostración de los daños que se han ocasionado.

La recuperación de la finanza o su paso directamente al casero dependerá de lo que determine el juez. En la mayoría de los casos, cuando la vivienda se encuentra en buen estado, el casero tendrá que solicitar al organismo la devolución de la fianza al inquilino, con un plazo no mayor a un mes desde que se entregaron las llaves.

Si se presenta una demora del casero por más de este tiempo, se podrá proceder a reclamar intereses de mora por cada uno de los días extra.

¿En qué horarios se puede realizar el trámite?

Para hacer el trámite de la fianza mediante al Modelo 806, se debe acudir a las oficinas de atención en el horario comprendido entre las 9:00 y las 14:00 horas. Normalmente para este trámite se debe pedir cita previa para realizar el trámite completo, si lo vas a hacer en Andalucía puedes pedir tu cita llamando al 900.

Estos trámites no pueden hacerse mediante las líneas telefónicas de información, aunque en el caso de tener cualquier duda, puedes comunicarte al 900 920 920. Allí te aclararán todas las dudas sobre la aplicación del modelo y cómo se debe presentar.

Es indispensable tener en cuenta que siempre que un tercero vaya a hacer los trámites, este debe contar con un poder especial o autorización compulsada para que pueda representar al casero.



Soy licenciado en Derecho desde el año 2005. Desde entonces he desarrollado mi actividad profesional en el despacho de Loustau Abogados. Especializado en la defensa de las administraciones públicas así como en la de los intereses particulares. En la jurisdicción penal, especializado en la defensa de delitos de la más variada índole, desde los delitos contra las personas hasta los relacionados con el patrimonio y los económicos.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

error: El Contenido esta protegido !!