Sistema de módulos para autónomos • ¿Cómo funciona?

63
Puntúa esta Información

Cuando te das de alta como autónomo podrás elegir entre dos métodos cuando vayas a tributar por tus ingresos a la hora de declarar la renta. Sin embargo, eso no cambiaría la forma de trabajar, sino la manera de computar las ganancias. Eso dependerá de la actividad que realices y partiendo de ello, sabrás a qué método acogerte. Podría ser el régimen de estimación objetiva o módulos, así como también al método de estimación directa. Ambos tienen ventajas, desventajas y diferencias, así como también requisitos para poder registrarte.

En este artículo te explicaremos todo sobre el sistema de módulos para autónomos. Si buscabas datos interesantes sobre el tema, llegaste al sitio correcto. Detallaremos cómo funcionan los módulos y el pago que corresponda según la estimación directa y objetiva. Así como también, la manera en la que los ingresos se computan.

¿Cuáles son las características de la estimación objetiva?

documentos

Cuando se habla del método de estimación objetiva, nos referimos a un régimen sencillo. Es un sistema de pago que se vale de los efectos fiscales sin depender de gastos reales o ingresos. El cálculo de los beneficios, en este caso, es realizado mediante varios indicadores o módulos que se relacionan con elementos del negocio. Aspectos como el consumo eléctrico, los metros cuadrados, o el personal que trabaja.

El beneficio fiscal de la empresa se estima en función de estos elementos. Es decir, no es real. Dependerá del tamaño del local, por ejemplo, si es grande se pagará más. El sistema de módulos se utiliza generalmente, en establecimientos como hosterías, dónde se puede contabilizar el número de cafés que se sirven.

¿Cuáles son las características de la estimación directa?

caracteristicas

La estimación directa es el sistema más habitual entre los profesionales, empresarios y autónomos. A través de este método los beneficios son calculados por el rendimiento real de la empresa. De manera detallada: los ingresos se suman y a ellos, se les restan los gastos deducibles del negocio. Sobre la diferencia entre el resultado de los ingresos reales y los gastos deducibles, se aplica una cuota correspondiente al Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas (Irpf). Si, de casualidad, hubo pérdidas en el negocio, por lógica no se pagarán los impuestos pertinentes.

La estimación directa se puede diferenciar entre la simplificada y la normal. La primera tiene menos exigencias con respecto a los compromisos contables y administrativos. Para ello, solo los autónomos que facturen menos de 600.000 euros pueden tener acceso. Con respecto a la segunda, es decir la normal, tiene las mismas responsabilidades contables que una empresa al uso.

Sin embargo, incluye la necesidad de que se efectúen cuatro pagos de manera fraccionada mediante el modelo 130. Este es un formato que debe presentarse por todas las personas físicas que desarrollen alguna actividad económica a través de la estimación directa, bien sea normal o simplificada. El modelo sirve para autoliquidar el pago fraccionado del Irpf.

¿Qué método elegir y cómo hacerlo?

requisitos

Hay que tomar en cuenta que cada caso tiene sus diferencias. Es por eso que hay que -por conveniencia- evaluar la situación y sacar las cuentas correspondientes para hacer la mejor elección. Para ello, la web de la Agencia Tributaria dispone de una simulador que puede facilitarte este proceso. Otra manera de hacerlo, es recurrir a un asesor de carácter profesional a través de un PAE.

agencia tributaria cálculo irpf módulos

Si se trata del inicio de una actividad económica, se recomienda que se opte al régimen de estimación de directa. Es así como posiblemente, tus ingresos quedarán por debajo de lo que establecen los módulos y así podrías pagar menos. De hecho, si la actividad tiene pérdidas, no pagarás nada.

Mientras que por otro lado, se aconseja que cuando los rendimientos estimados por módulos son inferiores a los reales, se seleccione el sistema de módulos o estimación objetiva. Esta aplicaría por ejemplo, para algún establecimiento como un bar que cuenta con poco personal pero con alto volumen de negocio por su éxito en la funcionalidad. Sin embargo, el problema en este caso es que, sin dejarse llevar por el optimismo se debe ejecutar una previsión de ingresos realistas. Esto, porque será por un plazo de tres años en el que habrá que ser parte de los módulos.

Requisitos para optar al régimen de módulos

requisitos

  • Las actividades que se realicen deben estar dentro de las permitidas.
  • El volumen de actividad o rendimiento íntegro no puede superar los 250.000 euros.
  • Para las actividades, agrícolas, ganaderas y forestales, el volumen de rendimientos no debe ser superior a los 250.000 euros.
  • El volumen de compras en bienes y servicios, no puede ser mayor a los 250.000 euros.
  • No se debe haber renunciado ni estar excluido del régimen simplificado de IVA o del IGIC.
  • El empresario no debe haber renunciado sin declaración formal a la aplicación del régimen de módulos.

¿Cómo se contabilizan los ingresos en módulos?

Es importante conocer cómo se hace la facturación en el sistema de estimación objetiva, también conocida como módulos. Como expusimos anteriormente, no se determina por ingresos reales, sino que se toma en cuenta lo que un negocio con características al tuyo ingrese. Por ejemplo: en el caso de un bar, se evaluará el número de mesas, longitud de la barra, número de personas contratadas y la potencia eléctrica que posea el negocio. Partiendo de esa información, Hacienda emitirá una cifra a ingresar de forma trimestral a cuenta del Irpf. 

Aunque los módulos, de alguna forma facilitan la facturación, podría a futuro representar un problema. El detalle es que no podrás -como en la estimación directa- incluir los gastos deducibles. Es decir, Hacienda no tomará en cuenta cuánto inviertes en suministros.

Lo ideal es que, si deseas tener la certeza de cuál es el sistema que te conviene, consultes a través de la web de la Agencia Tributaria en su simulador los números aproximados. Si resulta que la cifra es inferior a lo que estimas obtener, es posible que los módulos no sean convenientes para ti. Esperamos haber aclarado todas tus dudas.



Soy licenciado en Derecho desde el año 2005. Desde entonces he desarrollado mi actividad profesional en el despacho de Loustau Abogados. Especializado en la defensa de las administraciones públicas así como en la de los intereses particulares. En la jurisdicción penal, especializado en la defensa de delitos de la más variada índole, desde los delitos contra las personas hasta los relacionados con el patrimonio y los económicos.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

error: El Contenido esta protegido !!