reformas

¿Qué reformas desgravan en el Irpf?

37
Puntúa esta Información

Seguro te preguntarás sobre cuáles son las reformas que se desgravan en el Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas (Irpf). Es un tema de consulta frecuente, por eso en este artículo trataremos de aclarar todas tus dudas. Esto para que estés al tanto de las deducciones que se realizan, así como la manera en la que tributan. La vivienda es o era fuente de deducción en el impuesto. El Real Decreto-ley 6/2010 de 9 de abril establece una ampliación de los supuestos que se deduciría. Hasta el momento en el que se publicó esa reforma, solo se podían deducir las obras de rehabilitación. Eso funcionaba de manera imprescindible para la conservación del piso y las relacionadas con la adaptación de vivienda a minusvalías de algún miembro de la unidad familiar.

Entre las reformas que se pueden deducir según el decreto antes mencionado, que refiere la vivienda actual o el edificio, se puntualiza aquellas que:

«Tengan por objeto la mejora de la eficiencia energética, la higiene, salud y protección del medio ambiente, la utilización de energías renovables, la seguridad y la estanqueidad, y en particular la sustitución de las instalaciones de electricidad, agua, gas u otros suministros, o favorezcan la accesibilidad al edificio o las viviendas, en los términos previstos en el Real Decreto 2066/2008, de 12 de diciembre, por el que se regula el Plan Estatal de Vivienda y Rehabilitación 2009-2012, así como por las obras de instalación de infraestructuras de telecomunicación realizadas durante dicho período que permitan el acceso a Internet y a servicios de televisión digital en la vivienda habitual del contribuyente».

¿Cuáles son las deducciones del Irpf?

A continuación detallamos las principales deducciones del Irpf. Es importante conocer cuáles son para saber de qué manera actuar si surge alguna confusión o problema. Algunas de estas deducciones son por:

Rehabilitación y reformas en pisos alquilados

Es importante saber que las obras ejecutadas en un piso que se esté alquilado no dan lugar a que se realice una deducción propiamente dicha. Si gastas -por ejemplo- 30.000 euros en reformar un piso y el alquiler lo cobras en 1.000, Hacienda no verá por concepto de impuestos ni un euro por casi dos años. Aunque la fiscalidad del alquiler da la potestad de desgravar cualquier gasto incurrido para alquilar la vivienda, también es restrictiva. Eso, en lo que refiere a los gastos que se relacionan con las reformas.

Hacienda limita a los ciudadanos a la reposición de las reformas y los gastos que puedan desgravarse. Esto, porque cualquier cambio no daría lugar a una deducción. En otras palabras, se refiere a que si modificas cualquier aspecto, como ventanas por otras mejores, no estarías reponiendo sino mejorando el espacio. Si eso ocurre, una mejora en la vivienda también cobrarías un precio más elevado por el alquiler. No es algo que desde Hacienda se pueda subvencionar. Este mismo supuesto, sería aplicado en caso de que exista la posibilidad de una deducción por reforma y rehabilitación de tu piso en alquiler.

Adecuación de la vivienda para una persona con discapacidad

Con respecto a las reformas para adecuar la vivienda por discapacidad, todo es diferente. En lo que refiere a este caso, muchas comunidades establecen incentivos fiscales que aportan parte de los gastos para ello. Asimismo, desde el Estado, podrían incluirse algunas cantidades satisfechas por cada obra. Es importante que si se trata de una adecuación de una vivienda para una persona con discapacidad, se busque la asesoría precisa en relación al tema, sobre todo, por las cuantías que actualmente podrían conseguirse a través del gobierno para llevar a cabo el proyecto.

Deducciones autonómicas por obras en casa

Es necesario aclarar que la deducción porel Impuesto Sobre la Renta de Personas Físicas (Irpf) será diferente si se aplica en alguna de las comunidades autónomas o por todo el Estado. Es decir, la cuantía es una si se hace a través del tramo nacional y otra si se trata de un autonómico. Este último refiere la adecuación del impuesto según lo que ocurre en las diferentes comunidades. Para ello, los gobiernos podrán establecer deducciones propias a la renta.

Si requieres de mayor información sobre esta deducción ubiques la opinión de un experto para que te indique cuánto es el monto que te corresponde. Esta modalidad aplica para las comunidades: Andalucía, Aragón, Asturias, Islas Baleares, Islas Canarias, Cantabria, Castilla y León, Cataluña, Extremadura, Galicia, Murcia, La Rioja y la Comunidad Valenciana.

¿Qué reformas no se desgravan en Iprf?

acuerdo

Quedarán fuera de la deducción por vivienda, aquellas obras que dispongan de un objeto diferente como: plazas de garaje que se hayan adquirido con la vivienda que excedan de dos. Así como también las obras construidas en jardines, piscinas, espacios deportivos, parques, plazas de garaje u otros elementos análogos. También, aplicará para aquellas que se les hagan mejoras y las que incurran en gastos de sustitución de elementos. Estos podrían ser puertas de seguridad, ascensor, calefacción u otros.

Finalmente, no se desgravarán aquellas obras que tengan gastos de conservación y reparación siempre y cuando sea realizado de manera regular para mantener los bienes materiales del espacio. Lo último se refiere al arreglo de las instalaciones, incluyendo pintado.

¿Cuánto se puede desgravar?

reformas

La cuantía de la deducción que se aplica en estos casos, siempre dependerá del nivel de ingresos que se tenga. Según el Real Decreto-ley 6/2010 de 9 de abril, los beneficiados de esta pueden ser los contribuyentes que dispongan de unauna base imponible inferior a 71.007,2 euros.

Las cantidades máximas son las siguientes:

  • Si se tiene una base imponible es igual o inferior a 53.007,20 euros anuales, el límite anual será de 4.000 euros.
  • Mientras que, si la base imponible esta entre 53.007,21 y 71.007,20 euros, el límite se conocerá con el el resultado de 4.000-0,2 x (base imponible-33.007,20 euros).

¿Cuál es el método de pago se aplica por estas reformas?

euros

La forma de pago admitida para la deducción son: tarjetas de crédito, transferencias, cheques nominativos o ingresos en cuentas bancarias a las personas o entidades que facturen la obra. Será necesario tener una factura legal que justifique los gastos del espacio.



Soy licenciado en Derecho desde el año 2005. Desde entonces he desarrollado mi actividad profesional en el despacho de Loustau Abogados. Especializado en la defensa de las administraciones públicas así como en la de los intereses particulares. En la jurisdicción penal, especializado en la defensa de delitos de la más variada índole, desde los delitos contra las personas hasta los relacionados con el patrimonio y los económicos.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

error: El Contenido esta protegido !!