Subvenciones para jovenes alquiler vivienda

lista de apartamentos de alquiler con bajos ingresos

El subsidio de vivienda (Wohngeld) es una contribución gubernamental para los gastos de vivienda. Se trata de una subvención estatal destinada a las personas con bajos ingresos para que puedan permitirse una vivienda adecuada. Por lo general, para tener derecho al subsidio de vivienda, no se puede recibir ninguna otra prestación, como el subsidio de desempleo. Si alquila una habitación o un apartamento, puede solicitar una ayuda para el alquiler (Mietzuschuss) que le permita hacer frente a los gastos habituales, como los servicios públicos, además del alquiler.  Ayuda para el mantenimiento de la vivienda (Lastenzuschuss)Si ha comprado su vivienda, también puede solicitar una ayuda para la vivienda que le permita sufragar los gastos de la misma. Esto puede ser una ayuda para cubrir los gastos de la hipoteca o para ayudarle con el mantenimiento de la casa.  Requisitos para el subsidio de vivienda (Wohngeld)Para tener derecho al subsidio de vivienda, tiene que cumplir los siguientes requisitos:

Además, no tiene derecho al subsidio de vivienda si ya está percibiendo alguna de las siguientes ayudas:No obstante, su solicitud puede ser tenida en cuenta si la percepción del subsidio de vivienda le impide necesitar ayudas de otros regímenes de prestaciones.Requisito de ingresosPara tener derecho al subsidio de vivienda, los ingresos mensuales totales de su unidad familiar no deben superar los límites máximos de ingresos totales que se indican a continuación (para 2021). Estos límites varían en función del número de personas que componen su hogar y del tramo de alquiler (Mietstufe):

programa de vales de elección de vivienda

En Alemania, las ayudas a la vivienda social tienen como objetivo apoyar a aquellos hogares que, de otro modo, no podrían encontrar un alojamiento adecuado en el mercado de la vivienda. Entre ellos se encuentran, en particular, los hogares y familias de bajos ingresos y otros hogares con niños, familias monoparentales, mujeres embarazadas, personas mayores, discapacitados, personas sin hogar y otras personas necesitadas.

Los medios disponibles en el marco de los programas de vivienda social están destinados a proporcionar viviendas de alquiler asequibles y a apoyar las viviendas ocupadas por sus propietarios, en particular las familias con niños. Muchos estados federales y municipios también ofrecen financiación para crear nuevas viviendas accesibles.

Como parte de las políticas de fomento de la oferta de viviendas de alquiler, la fijación de alquileres máximos y el establecimiento de requisitos de ocupación se consideran instrumentos justificados. Los beneficiarios (por ejemplo, las empresas de vivienda, las cooperativas y los constructores individuales) reciben préstamos preferenciales o subvenciones, por ejemplo. No existe el derecho a las ayudas a la financiación.

subsidio de vivienda en alemania

La carga del alquiler se define como el gasto de más del 30% de los ingresos del hogar en el alquiler. En 2009, más de la mitad de los hogares ocupados por inquilinos con niños (54%) sufrían la carga del alquiler. Entre 2002 y 2009, la proporción de hogares con niños afectados por la carga del alquiler aumentó significativamente. Aunque las tasas de carga de alquiler se habían mantenido relativamente estables durante varios años entre 2002 y 2006, comenzaron a aumentar de 2006 a 2009. Dado que la mayoría de los hogares ocupados por inquilinos con niños gastan una gran proporción de sus ingresos en la vivienda, esta cuestión tiene importantes implicaciones para el bienestar de los niños.

Para las familias de bajos ingresos (ingresos familiares por debajo del 200 por ciento del umbral federal de pobreza), que tienen más probabilidades que las familias más acomodadas de alquilar que de poseer una vivienda y tienen menos recursos disponibles para dedicar al alquiler, la experiencia de la carga del alquiler es particularmente aguda. Casi el 80% de los hogares con bajos ingresos y con hijos gastan más del 30% de sus ingresos en el alquiler. Otros tipos de problemas de vivienda a los que se enfrentan las familias de bajos ingresos son el hacinamiento o la inadecuación de la vivienda debido a las condiciones físicas de los edificios, como la falta de fontanería completa para uso exclusivo, calentadores sin ventilación como equipo de calefacción principal, fugas de agua, grietas o agujeros abiertos o roedores. Sin embargo, en comparación con la carga del alquiler, una proporción relativamente pequeña de hogares con niños experimenta estos problemas. Es decir, entre el cinco y el seis por ciento de todos los hogares con niños y entre el 11 y el 14 por ciento de las familias con ingresos muy bajos (familias con ingresos inferiores al 50 por ciento de la renta media de la zona geográfica en la que viven) experimentan al menos uno de estos problemas. Por lo tanto, el problema actual de la vivienda que afecta a la mayoría de los hogares con niños es la carga del alquiler.

viviendas de bajo coste sin lista de espera

Tras la destrucción de cerca del 20% del parque de viviendas de Alemania en la Segunda Guerra Mundial, 12 millones de personas se quedaron sin hogar o fueron desplazadas. La enorme escasez de viviendas tuvo que ser combatida rápidamente y a bajo coste, lo que llevó al nacimiento de las viviendas subvencionadas en la posguerra. Los constructores, como las empresas de vivienda privadas y sin ánimo de lucro, recibieron subvenciones federales para levantar nuevas viviendas y, a su vez, tuvieron que alquilar sus unidades a hogares con bajos ingresos a coste de usuario. Los efectos de las políticas de vivienda posteriores a la Segunda Guerra Mundial se siguen sintiendo hoy en día: Alrededor del 54% de los hogares alemanes alquilan sus viviendas.

Los niveles de alquiler varían entre los 16 estados federales, pero hay más hogares que alquilan en el este (66%) que en el oeste (53%) de Alemania. El alquiler también es mucho más común en las ciudades-estado de Berlín (83%) y Hamburgo (76%) que en los estados de Renania-Palatinado (42%) o Sarre (36%), lo que refleja en gran medida las diferencias regionales de precios de alquiler.

Casi el 90% de las unidades de alquiler se encuentran en edificios multifamiliares, y son en su mayoría casas en hilera; las viviendas unifamiliares son la minoría. En la periferia de las ciudades del este de Alemania, los Plattenbau -bloques de apartamentos que suelen albergar a unas pocas docenas de familias- siguen siendo habituales.

Ir arriba