Que hacer para reclamar la clausula suelo

La forma más rápida de conseguir todas las novedades navideñas

En mayo de 2013, el Tribunal Supremo de España dictaminó que las hipotecas de este tipo eran “abusivas”, pero inicialmente no se ordenó a los bancos que devolvieran el dinero a los clientes. En abril de 2016, un juez de Madrid fue más allá y decretó que 40 de los mayores prestamistas españoles tenían que devolver a los prestatarios los intereses extra pagados por las hipotecas que se remontaban a 2013.

Muchas hipotecas a tipo variable están vinculadas a los tipos de interés europeos (EURIBOR). Una cláusula suelo o Cláusula Suelo es una cláusula que impone un tipo de interés mínimo a las hipotecas a tipo variable, estableciendo un límite a la baja del tipo. Así, aunque el tipo de interés de referencia baje, la cláusula actúa como límite o suelo. Normalmente, este límite puede oscilar entre el 2,5% y el 4,5% cuando el EURIBOR ha sido significativamente más bajo.

Tras la crisis financiera, los tipos de interés de referencia europeos han caído y se han mantenido en mínimos históricos, lo que significa en la práctica que los compradores de hipotecas españolas con una cláusula suelo en su hipoteca no se han beneficiado plenamente del entorno de tipos de interés más bajos de los últimos años y han acabado pagando miles de euros más en intereses de lo que deberían.

Acciones de bankia. reclamación de la devolución del dinero. aviso legal

La cláusula suelo se encuentra en la escritura de su hipoteca. En español este documento se llama “Escritura de Préstamo hipotecario”. El documento se firmó ante notario en el mismo momento en que se compró la propiedad.

Una vez firmada la escritura de hipoteca ante el notario, el banco la lleva al registro de la propiedad para registrarla. Una vez registrada la escritura de hipoteca, el banco la recibe y debe ser recogida por el cliente o por su abogado.

Puedes obtener una lista de los pagos realizados desde que firmaste la hipoteca en la página web del banco o en la sucursal donde tienes la hipoteca. Si el tipo de interés ha bajado y tu hipoteca no ha bajado, es probable que tengas una cláusula suelo hipotecaria.

Tienes que presentar un formulario a tu banco con una copia de la escritura de la hipoteca y el último recibo que confirme el pago de la hipoteca mensual. Además, puede presentar un cálculo de los pagos realizados en exceso. El banco no tiene la obligación de responderte, pero normalmente responde a sus clientes aprobando o denegando la reclamación. Si el banco no anula tu cláusula suelo de la hipoteca y te devuelve el dinero que has pagado de más, tienes que iniciar una reclamación judicial.

Brain out ¿qué garra es similar a la del gato?

Calle Josefa Valcarcel, 30Edificio Merrimack IV, 2ª planta28027 – Madridcorreo: clausulasuelo@gruposantander.esTel: 900 81 10 88, de lunes a viernes de 9 a 19 horas (no incluye festivos)

En virtud de lo dispuesto en el Real Decreto-Ley 1/2017 de medidas urgentes de protección de consumidores en materia de cláusulas suelo, el Banco Santander ha creado la Unidad de Reclamaciones de Cláusulas Suelo para atender las reclamaciones que los consumidores puedan realizar en el ámbito de aplicación de dicho Real Decreto-Ley.

Una vez recibida en la Unidad de Reclamaciones, se estudiará y se decidirá sobre su legitimidad o inadmisibilidad.Si no es legítima, se informará al reclamante de los motivos de la denegación, poniendo fin al procedimiento.

En su caso, se informará al reclamante, indicando el importe de la devolución, desglosado e indicando el importe correspondiente a los intereses. El reclamante deberá comunicar, en un plazo máximo de 15 días, su conformidad o, en su caso, sus objeciones al importe.

Nueva guía de la mecánica de la muerte en osrs

Desde la sentencia del Tribunal de Justicia de la Unión Europea del 21 de diciembre de 2016, tienes derecho a que te devuelvan todo el dinero que el banco te ha cobrado de más, no desde mayo de 2013, sino desde el momento en que entró en vigor tu cláusula suelo. Por tanto, la retroactividad es absoluta.

Incluir cláusulas suelo en las hipotecas en España ha sido una práctica habitual desde el inicio de la “burbuja inmobiliaria” (1997-2007). La mayoría de las hipotecas de esa época, y hasta 2013, tenían un tipo de interés variable (fijado normalmente como Euribor más un diferencial que aplica el banco). En muchas ocasiones, los bancos establecían un porcentaje mínimo a pagar por el comprador de la vivienda (suelo) incluso cuando el Euribor más el diferencial establecido por el banco era inferior a dicho mínimo.

La inclusión de dichas cláusulas suelo se hacía por parte de los bancos a sabiendas de que el Euribor iba a bajar drásticamente, cosa que el consumidor desconocía. La inclusión se hizo con una total falta de transparencia e información, lo que hizo imposible que el consumidor fuera consciente del verdadero significado de lo que estaba firmando.

Ir arriba