Que es un aval bancario para alquiler

Garantía de alquiler suiza

La no disponibilidad o la escasez de fondos a tiempo es un fenómeno común en las empresas, cuyas razones pueden ser múltiples: desde el aplazamiento de los pagos hasta su lento crecimiento. Además, las organizaciones suelen ser incapaces de emprender nuevos proyectos debido a la escasez de fondos y se ven atrapadas en un círculo vicioso que las lleva a la ruina.

Afortunadamente, la situación puede mitigarse en gran medida empleando diversos instrumentos financieros. Un aval bancario es uno de esos acuerdos que las empresas pueden utilizar para cubrir temporalmente la falta de crédito.

Un aval bancario es un instrumento financiero en el que un banco actúa como garante de las obligaciones contraídas por el prestatario/solicitante. En otras palabras, el banco se compromete a pagar el importe en caso de que el prestatario no pueda cumplir las condiciones del acuerdo.

Un aval bancario desempeña un papel fundamental en situaciones en las que un empresario no es capaz de conseguir fondos suficientes para emprender un proyecto y, por tanto, solicita un crédito basándose en sus finanzas anteriores. Con la ayuda de un aval bancario, el empresario puede poner en marcha el proyecto sin tener que invertir por adelantado y pagar más tarde una vez que lleguen los fondos.

Garantía de alquiler

El arrendador tiene derecho a exigir una garantía o fianza que no supere un máximo de tres meses de alquiler para estar protegido contra cualquier retraso en el pago de la renta, contra posibles daños en la vivienda e incluso contra cualquier otra deuda vinculada al contrato.

Las compañías de seguros o de caución privadas ofrecen la garantía del alquiler sin depósito en efectivo. Junto con la cuota anual, hay que pagar una cuota de inscripción única. En los años siguientes, el importe a pagar será únicamente la prima anual (un porcentaje del importe de la garantía de alquiler).

Al final del contrato, el arrendador aceptará la liberación de la garantía. En caso contrario, el inquilino puede dirigirse a la autoridad de mediación, notificar un requerimiento de pago y esperar hasta un año después del vencimiento del contrato.

En caso de litigio con el arrendador, al salir del país, el inquilino haría bien en avisar a su banco o al proveedor de la garantía, así como al Tribunal des Baux et Loyers (“Tribunal de Arrendamientos y Alquileres”) facilitándole su nueva dirección.

Certificado de garantía bancaria

Solicite su garantía en línea: sólo le llevará unos minutos. El documento estará en su buzón sólo dos días después. Por nuestro servicio pagas una cuota anual de sólo el 5,25% del importe del depósito. Esto significa, por ejemplo, que en lugar de tener que pagar un depósito de 2.000 euros, sólo paga 8,75 euros al mes como contribución.

La equidad es muy importante para nosotros. Así que no se preocupe, nuestra garantía de depósito de alquiler no es una trampa de suscripción. No tiene un plazo fijo, sino que puede ser rescatada por usted en cualquier momento y sin dar razones. Le reembolsaremos las cuotas pagadas de más con una facturación diaria prorrateada. Con nosotros no hay costes ocultos ni tasas adicionales.

Quien alquila un piso pierde mucho dinero antes de mudarse. Normalmente tiene que pagar una fianza de hasta tres rentas netas a su arrendador. Su casero aparca este depósito de alquiler como garantía en la cuenta de depósito de alquiler. Ahí es donde descansa su dinero, inalcanzable para usted hasta que se mude. ¿No sería mucho mejor si pudieras conservar ese dinero y utilizarlo para ti?

Cómo conseguir un aval bancario

Escanee activamente las características del dispositivo para su identificación. Utilizar datos de geolocalización precisos. Almacenar y/o acceder a la información de un dispositivo. Seleccionar contenidos personalizados. Crear un perfil de contenido personalizado. Medir el rendimiento de los anuncios. Seleccionar anuncios básicos. Crear un perfil de anuncios personalizados. Seleccionar anuncios personalizados. Aplicar la investigación de mercado para generar información sobre la audiencia. Medir el rendimiento de los contenidos. Desarrollar y mejorar los productos.

Un aval bancario arrendado es un aval bancario que se arrienda a un tercero a cambio de una tarifa específica. El banco emisor llevará a cabo la diligencia debida sobre la solvencia del cliente, buscando asegurar la garantía bancaria. A continuación, alquilará una garantía a ese cliente por una cantidad de dinero determinada y durante un periodo de tiempo determinado (normalmente menos de dos años).

Los avales bancarios arrendados suelen ser muy caros; las comisiones pueden ascender al 15% del importe del aval cada año. La tarifa suele consistir en una cuota inicial de establecimiento y una cuota anual, ambas serán un porcentaje del importe en dólares que el banco emisor “garantiza” (o cubre) en caso de que la empresa no pueda pagar puntualmente sus deudas.

Sobre el autor

Ir arriba