Diferencias entre sociedad de la información y sociedad del conocimiento

Sociedad del conocimiento

Una sociedad del conocimiento genera, comparte y pone a disposición de todos los miembros de la sociedad conocimientos que pueden ser utilizados para mejorar la condición humana. Una sociedad del conocimiento se diferencia de una sociedad de la información en que la primera sirve para transformar la información en recursos que permitan a la sociedad emprender acciones eficaces, mientras que la segunda sólo crea y difunde los datos en bruto[1] La capacidad de reunir y analizar información ha existido a lo largo de la historia de la humanidad. Sin embargo, la idea de la actual sociedad del conocimiento se basa en el gran aumento de la creación de datos y de la difusión de la información que resulta de la innovación de las tecnologías de la información[2] El Informe Mundial de la UNESCO aborda la definición, el contenido y el futuro de las sociedades del conocimiento[3].

El crecimiento de las tecnologías de la información y la comunicación (TIC) ha aumentado considerablemente la capacidad de creación de datos en bruto en el mundo y la velocidad a la que se producen. La llegada de Internet puso a disposición de la gente cantidades de información inauditas. La evolución de Internet de la Web 1.0 a la Web 2.0 ofreció a los individuos herramientas para conectarse entre sí en todo el mundo, así como para convertirse en usuarios y productores de contenidos. La innovación en las tecnologías digitales y los dispositivos móviles ofrece a los individuos un medio para conectarse en cualquier momento y en cualquier lugar donde las tecnologías digitales sean accesibles. Las herramientas de las TIC tienen el potencial de transformar la educación, la formación, el empleo y el acceso a los recursos vitales para todos los miembros de la sociedad[4].

Diferencias entre sociedad de la información y sociedad del conocimiento del momento

Las sociedades del conocimiento, subrayan los autores**, no deben confundirse con las sociedades de la información. Las sociedades del conocimiento contribuyen al bienestar de los individuos y las comunidades, y abarcan dimensiones sociales, éticas y políticas. Singapur, por ejemplo, comenzó como un país en desarrollo de barrios de chabolas en el momento de su independencia y logró tasas de crecimiento económico que superan las de la mayoría de las naciones industrializadas en tan sólo cuatro décadas gracias al fomento del conocimiento (educación) y la creatividad.

Menos conocida es Villa El Salvador en Perú, una comunidad de varios miles de personas que fueron desalojadas de Lima en 1971. Instalados en el desierto, construyeron, sin ninguna ayuda exterior, escuelas y centros educativos y convirtieron su barriada en una ciudad organizada de más de 400.000 habitantes. El 98% de los niños del pueblo van a la escuela, el analfabetismo de los adultos es el más bajo del país, con un 4,5%, y más de 15.000 estudiantes están matriculados en la Universidad de Villa El Salvador o en universidades de la capital, Lima.

Características de la sociedad del conocimiento

Una sociedad de la información es una sociedad en la que la creación, distribución, uso, integración y manipulación de la información es una actividad económica, política y cultural importante. Sus principales impulsores son las tecnologías digitales de la información y la comunicación, que han dado lugar a una explosión de información y están cambiando profundamente todos los aspectos de la organización social, incluyendo la economía, la educación, la salud, la guerra, el gobierno y la democracia. Las personas que tienen los medios para participar en esta forma de sociedad se denominan a veces ciudadanos digitales, definidos por K. Mossberger como “aquellos que utilizan Internet de forma regular y efectiva”. Esta es una de las muchas docenas de etiquetas que se han identificado para sugerir que los seres humanos están entrando en una nueva fase de la sociedad.

Los marcadores de este rápido cambio pueden ser tecnológicos, económicos, ocupacionales, espaciales, culturales o una combinación de todos ellos. La sociedad de la información se considera la sucesora de la sociedad industrial. Conceptos estrechamente relacionados son la sociedad postindustrial (Daniel Bell), el postfordismo, la sociedad postmoderna, la sociedad del conocimiento, la sociedad telemática, la revolución de la información, la era de la información, la modernidad líquida, la sociedad en red (Manuel Castells) y la sociedad del espectáculo (Guy Debord).

Wikipedia

Se rebaten una o dos hipótesis falsas, las que dan tanta importancia al espacio virtual que infravaloran o ignoran los elementos políticos, económicos y culturales que conforman el espacio físico-social. Este artículo, sin embargo, mantiene la hipótesis de que el espacio físico-social, la acción colectiva y la interacción entre los actores sociales son esenciales para el desarrollo local, reclamando políticas públicas sólidas y decididas que desarrollen las TIC e impliquen a los actores sociales y económicos, por un lado, y a los ciudadanos en general, por otro, en los avances del conocimiento técnico y en la tendencia a la universalización de este conocimiento. Así, explicamos las políticas públicas europeas y españolas que están contribuyendo a difundir el uso de las TIC y a eliminar la brecha digital entre los sectores sociales más avanzados y los menos desarrollados.

1Los países, las regiones y las ciudades están sometidos a importantes procesos de transformación económica, cultural y social, ligados a la corriente de cambios que acompaña a la globalización. La globalización significa efectivamente que todos somos más interdependientes, más cercanos, más parecidos y que actuamos de forma cada vez más similar, que vivimos en el mismo mundo (Estefanía, 20001).

Sobre el autor

Ir arriba