Contrato de alquiler con opción a compra

Contrato de alquiler con opción a compra

El contrato de alquiler con opción a compra es un documento que funciona bajo dos esquemas distintos: uno relacionado con el alquiler de la vivienda y otro con la compra – venta a mediano o largo plazo. Es un alternativa realmente atractiva para quienes desean obtener una propiedad, pero no cuentan con la cuantía necesaria para acceder al inmueble.

Este tipo de documentación tiene muchísimas ventajas para ambas partes, pero también la necesidad de cumplir con las cláusulas descritas en él. Asimismo, los inquilinos deben estar completamente seguros de querer comprar la vivienda porque, en caso de desistir, perderían el dinero invertido.

Dentro del documento, hay muchos factores legales y tributarios que juegan a favor de ambas partes. En este post vamos a contarte todo lo que necesitas saber sobre el contrato de alquiler con opción a compra.

Descarga un modelo de contrato de alquiler con opción a compra

Antes de abordar el tema, dejamos aquí un modelo de contrato de alquiler con opción a compra en formato Word. Es un documento conformado por las cláusulas básicas fijadas según la ley. Sin embargo, al ser un modelo editable te permite ajustar el documento a los términos en los cuales se desarrolla tu proceso.

Presiona sobre el enlace inferior y descarga el documento.

Descarga un modelo de contrato de alquiler con opción a compra en Word.

¿Qué es un contrato de alquiler con opción a compra?

El contrato de alquiler con opción a compra es un documento donde se estipulan las condiciones para que, al finalizar el plazo, los inquilinos procedan a comprar el inmueble. Es conocido como un contrato mixto porque liga las cualidades de uno de alquiler, por un plazo definido, con uno de compra -venta, al iniciar el nuevo trámite.

Para que esta doble documentación tenga validez y cumpla con los parámetros establecidos en el Reglamento Hipotecario y en la Ley de Arrendamientos Urbanos (LAU) debe considerar los siguientes aspectos:

  • Contrato de alquiler
  1. Tiempo del alquiler.
  2. Coste mensual a pagar.
  3. Establecer quién se encarga de los gastos, mantenimientos y reparaciones del inmueble.
  • Contrato de compra- venta
  1. Un párrafo donde se deje constancia que el inquilino tiene intenciones de comprar la propiedad.
  2. Fijar el precio de la vivienda que, posteriormente, no puede ser modificado.
  3. Porcentaje del pago del alquiler que se descontará para el pago de la compra.
  4. El coste del depósito abonado para entrar a la propiedad. Aunque este último es opciones, es beneficioso para el dueño porque es una forma de asegurar la compra: en caso que los inquilinos desistan, este aporte queda en manos del arrendador como una especie de compensación económica.

¿Cómo funciona el alquiler con opción a compra?

Contrato de alquiler

Hasta ahora hemos dejado claro que el contrato de alquiler con opción a compra es un documento mixto que resguarda ambos contextos definidos en plazos.

Después que las cláusulas están establecidas, el proceso funciona bajo el siguiente esquema:

  1. Se firma el documento donde se especifiquen todas las cláusulas que regirán la relación.
  2. Al terminar el plazo de alquiler, el inquilino tiene una fecha establecida para efectuar la compra del inmueble.
  3. Ambas partes van a restar las cantidades que ya fueron pagas con el abono del alquiler y establecer cuál es la cuota final para pagar.

El proceso es muy simple, todo dependerá de lo definido dentro del documento. Es importante recordar que si el inquilino desiste de la compra, perderá todo el dinero abonado y el depósito pagado al principio de la relación comercial.

¿Cuáles son las ventajas y desventajas de esta modalidad de contrato?

Todos los contrato tiene dos partes involucradas, aquí vamos a conocer las ventajas y las desventajas en ambos casos:

Para el dueño

Ventajas

  • Obtiene dinero seguro y desde el comienzo.
  • Mantienes los derechos fiscales por vivienda en alquiler.
  • Es una forma de obtener dinero de una propiedad antes de venderla.
  • Si el inquilino decide no comprar la casa, te quedas con el dinero del depósito más todos los pagos por mensualidades.

Desventajas

  • Desde la firma del contrato no puedes vender la casa a otra persona, aunque esté dispuesto a pagar mucho más.
  • Si el sector inmobiliario sube los precios de las viviendas, no puedes elevar el coste al fijado en el contrato.

Para el inquilino

Ventajas

  • El coste de la vivienda se irá pagando poco a poco con un porcentaje mensual del alquiler; por ende, el valor de la casa será cada vez menor.
  • Es una compra segura desde el momento que se inicia.

Desventajas

  • Si decides no comprar la casa, el depósito efectuado al principio y las primas de los alquileres quedan en posesión del titular.
  • Si después de firmar el contrato bajan los precios de las casas en el mercado, no podrás disminuir el pago fijado en el documento.
  • El inquilino está obligado a cumplir con varios impuestos.

¿Cuántos años se puede hacer un contrato de alquiler?

años de alquiler

El tiempo máximo que puede haber en la primera fase de contrato -es decir, el de alquiler- son cinco años, según el LAU.

La norma también define estas dos alternativas de finalizar el contrato:

  1. Caso uno: que el inquilino pague el resto de la deuda completa es completamente válido y puede obtener la vivienda antes de la fecha fijada en el contrato.
  2. Caso dos: que el inquilino deje de pagar el alquiler por dos meses consecutivos. Este plazo es suficiente para desestimar el acuerdo y retirar al arrendatario de la propiedad.

¿Cuáles son los impuestos de alquiler con opción a compra?

El comprador está en la obligación de hacer una doble tributación: por alquiler y por la compra. El abono se haría al Impuesto de Transmisiones Patrimoniales. El coste del mismo varía porque lo rige cada comunidad autónoma por su cuenta.

El comprador y el vendedor deben involucrar sus datos, pero el mismo lo tramita quien alquila. Se debe entregar el pago del tributo, una copia del contrato y el modelo 600 en la sede de Hacienda local antes de los 30 días desde la firma del contrato.

El inquilino también deberá tributar el Impuesto sobre la Renta de Personas Físicas (IRPF) en el apartado de alquiler y en los Impuestos de Patrimonio al momento de comprar una casa.

Sobre el autor

Ir arriba