Se puede cobrar un cheque al portador

Cuándo es un instrumento pagadero al portador

El cheque al portador no contiene el nombre del beneficiario y es pagadero a la persona que lo presenta en el banco. Sin embargo, el cheque puede utilizarse para abonar directamente en la cuenta bancaria. En el caso de un cheque al portador, el banco debe hacer una verificación adecuada antes de realizar el pago al portador del instrumento.

Un cheque al portador no tiene ningún nombre escrito, sino sólo la cantidad autorizada para su retirada. En palabras sencillas, un cheque que es pagadero a cualquier persona que lo presente para su pago en la ventanilla del banco se denomina “cheque al portador”.

El titular o portador puede llevar un cheque abierto a la ventanilla del banco y obtener el pago demostrando su identidad. El titular o portador puede llevar un cheque abierto a la ventanilla del banco y obtener el pago demostrando su identidad.

Puede depositar un cheque (incluso de su propia cuenta) en cualquier banco a cualquier otra cuenta (incluso a su propia cuenta) en cualquier otro banco. Para los cheques de varias ciudades a pagar en ese centro, en la compensación, no hay ningún cargo. Sin embargo, hoy en día es mejor transferirlos por NEFT/IMPS.

Muestra de cheque al portador

Sin embargo, con esta opción de buzón, no recibirá un acuse de recibo del banco de su cheque y del resguardo de ingreso. Esto significa que si el cheque se pierde por casualidad, no podrá informarse del estado del cheque en el banco. Si el cajero automático de su sucursal bancaria no dispone de un buzón, tendrá que ir al banco y depositar el cheque. El procedimiento detallado es el siguiente.

Tipos de cheques

Un cheque al portador es aquel que es pagadero a la persona que tiene el cheque. Un cheque al portador no tiene un beneficiario nombrado en él, y la persona que lo tiene puede llevarlo al banco para cobrarlo. El cheque al portador, que no lleva nombre, lleva escrito el importe que se puede retirar. Un cheque al portador puede ser transferido simplemente entregándolo; no es necesario un endoso.

En otras palabras, un cheque al portador puede hacerse pagadero en efectivo o a nombre de una persona concreta. El término “portador” no aparece en el cheque al portador. El banco librado paga el cheque al portador o al presentador del cheque en ventanilla.

Un cheque al portador puede ser transferido a otra persona. El cedente de un cheque no necesita endosar el cheque cuando lo cede. Al presentar un cheque al portador para su cobro, el banco no exige ninguna identificación.

Sin embargo, si el importe del cheque es importante, el banco puede pedir una identificación para verificar la operación. Para certificar la recepción de los fondos del banco, el cobrador debe firmar en el reverso del cheque al portador.

Cruce de cheques

En estos tiempos pandémicos, tenemos en cuenta más que nunca todo lo digital: pagar con tarjeta, con el móvil, consumir entretenimiento con suscripciones de pago o gestionar nuestra empresa mediante software alojado en la nube. Sin embargo, seguimos teniendo en circulación varios tipos de cheques con los que muchas empresas siguen funcionando.

Tanto si nunca has recibido un pago con cheque como si tu empresa los utiliza a diario, es conveniente que conozcas todos los tipos de cheques de los que vamos a hablar en el siguiente artículo:

Los cheques son emitidos por las entidades bancarias, que serán las encargadas de su pago, y cuyos datos se incluyen en el cheque. Por lo tanto, los demás datos de un cheque son los nombres del emisor y del beneficiario, la cantidad de dinero, la fecha y el lugar de emisión, el número de cuenta bancaria del emisor y la firma del emisor.

Un cheque certificado es una forma de cheque para la que el banco verifica que existen fondos suficientes en la cuenta para cubrir el cheque, y así lo “certifica”, en el momento de emitirlo. Esos fondos se reservan entonces en la cuenta interna del banco hasta que el cheque sea cobrado o devuelto por el beneficiario.

Ir arriba