Modelo de poder autorizacion para tramites

30

Poderes duraderos

Esta ley puede ser llamada como “POWER OF ATTORNEY ACT, 1882”, que fue aprobada en el año 1882 el 24 de febrero y la ley entró en vigor el primer día de mayo de 1882. Esta ley se aplica a toda la India excepto al Estado de Jammu y Cachemira. El objetivo principal de la aprobación de esta ley es facilitar a su abogado designado el acceso a sus finanzas y, de esta manera, cuidar de su propiedad.

Un documento de poder es una parte extremadamente importante de la planificación patrimonial y, sin embargo, una de las más incomprendidas. A menudo es conveniente, o incluso necesario, que otra persona actúe en su nombre a medida que avanzan los negocios y las transacciones comerciales. Mucha gente confunde el poder notarial (POA) con el testamento (Probate), pero estos documentos son dos cosas muy diferentes y tienen dos funciones muy distintas. Un testamento entra en vigor el día que la persona fallece. Un POA se aplica durante la vida de una persona y deja de aplicarse cuando muere. Así que en realidad se necesitan tanto un poder como un testamento, ya que se complementan, y no se superponen, el uno al otro. Para darle un giro al tema, hay dos tipos de poderes: uno para la propiedad y otro para el cuidado personal. Estos dos tipos son completamente independientes. Se ocupan de diferentes áreas de su vida y ambos son necesarios para una planificación patrimonial eficaz.

Ejemplo de poder notarial

Escanee activamente las características del dispositivo para su identificación. Utilizar datos de geolocalización precisos. Almacenar y/o acceder a la información de un dispositivo. Seleccionar contenidos personalizados. Crear un perfil de contenido personalizado. Medir el rendimiento de los anuncios. Seleccionar anuncios básicos. Crear un perfil de anuncios personalizados. Seleccionar anuncios personalizados. Aplicar la investigación de mercado para generar información sobre la audiencia. Medir el rendimiento de los contenidos. Desarrollar y mejorar los productos.

Un poder puede terminar por varias razones, como cuando el poderdante revoca el acuerdo o fallece, cuando un tribunal lo invalida o cuando el apoderado ya no puede desempeñar las responsabilidades señaladas. En el caso de una pareja casada, la autorización puede quedar invalidada si el mandante y el mandatario se divorcian.

Hay muchos tipos de poderes. Un poder “duradero” entra en vigor en el momento de la firma del documento, mientras que un poder “resorte” sólo entra en vigor si el mandante queda incapacitado. Un poder también puede limitarse a cuestiones médicas, lo que permite al agente tomar decisiones cruciales en nombre de una persona incapacitada.

Poder general

Un poder notarial, también llamado POA, es un documento en el que una persona (el mandante) nombra a otra (el apoderado, también conocido como agente o mandatario, dependiendo de su estado) para que actúe en su nombre con respecto a ciertos asuntos como las finanzas, los bienes inmuebles, los negocios y más.

Su apoderado puede ocuparse de todas sus responsabilidades inmobiliarias. Esto incluye la venta, el alquiler, el intercambio o la gestión de cualquier propiedad personal, residencial o comercial que posea o alquile a su nombre.

Su apoderado puede gestionar su negocio, incluyendo la toma de decisiones laborales, presupuestarias y de inversión en su nombre. También puede ser su apoderado en las juntas y votar como accionista en su lugar.

Por ejemplo, si tiene una pequeña empresa pero necesita viajar a otro país durante un largo periodo de tiempo, puede querer que su apoderado dirija su negocio y gestione a sus empleados, incluyendo la toma de decisiones sobre la contratación y el despido.

Puede establecer restricciones que impidan a su apoderado actuar en determinadas áreas utilizando un poder específico en lugar de un poder general. De este modo, limita lo que su apoderado puede hacer en su lugar.

Poderes para la propiedad

A partir de este momento, nos referiremos al otorgante del poder notarial duradero como el “Mandante”. Y nos vamos a referir a la persona a la que se le ha otorgado el poder como el “AIF” o “Apoderado”.

Los poderes normales terminan cuando el poderdante se vuelve incapaz de actuar, debido, por ejemplo, a la enfermedad de Alzheimer. Si un poder se extingue en tales circunstancias, los poderes no serían muy útiles para ayudar a las personas a planificar que alguien actúe en su nombre si no pueden actuar por sí mismos. Es precisamente cuando las personas ya no pueden actuar por sí mismas cuando un poder es más valioso.

Para remediar esta incoherencia, la ley creó un “poder duradero” que sigue siendo efectivo (“duradero”) incluso si una persona queda incapacitada. Lo único que distingue a un poder duradero de un poder normal es una redacción especial que establece que el poder sobrevive a la incapacidad del mandante. Sin embargo, incluso un poder notarial duradero puede ser rescindido en determinadas circunstancias si se presenta un procedimiento judicial. La mayoría de los poderes realizados hoy en día son duraderos. En esta página web, cuando nos referimos a un “Poder Notarial”, queremos decir que el poder es “duradero”.



Soy licenciado en Derecho desde el año 2005. Desde entonces he desarrollado mi actividad profesional en el despacho de Loustau Abogados. Especializado en la defensa de las administraciones públicas así como en la de los intereses particulares. En la jurisdicción penal, especializado en la defensa de delitos de la más variada índole, desde los delitos contra las personas hasta los relacionados con el patrimonio y los económicos.